Los nuevos significados del individualismo en tiempos de ansiedad global

Hace falta una narrativa con sentido de propósito orientada hacia la necesidad del reconocimiento de la aspiración de ser iguales en nuestra condición humana y que permita a la persona ser diferente en su singularidad. En la actualidad, estas carencias han escapado a la manera como se estudian los problemas y hacen inútiles las herramientas que nos ayudaron en el pasado para llevar una existencia esperanzada. Emociones, sentimientos y pasiones tienen que aparecer de forma explícita en el discurso político de las organizaciones y de la gente, de modo que ante la indiferencia social y el rechazo podamos alinear diversas motivaciones y comprendamos la importancia de nuestras complementariedades en un mundo diferente y mejor.

Es posible lograr acuerdos sobre intereses generales, pero es más difícil cuando se trata de las demandas de cada uno desde sus emociones. Hay que encontrar vías para resolver el problema del individualismo volcado hacia el interior de la persona sin considerarse a sí misma como parte de la vida social e indiferente hacia los demás. En ese entorno se hace difícil el consenso, pues las pasiones difieren de individuo a individuo y dependen de la experiencia vital de cada uno, todos pueden en su sufrimiento coincidir en el rechazo al estatus quo, más no en una propuesta de acuerdo que satisfaga a todos. 

En la exploración del saber económico para contribuir con la solución de las dificultades desde las mismas pasiones humanas, hay que tener en cuenta que las teorías económicas han servido para descubrir mejores alternativas frente a los problemas existenciales, cuando cada principio es superado por otro de explicación superior, sin embargo, al igual que las teorías, la realidad misma transmuta desde cada nuevo patrón de conducta humana que la hace diferente ante cada nuevo esclarecimiento.

Es ineludible la reapropiación de la economía y de la política ante la mercantilización de sus ámbitos de acción por parte del populismo. Los populistas si han comprendido el papel de los sentimientos en la política, formulando programas de gobernanza que unen a todos en el descontento, pero jamás en el tránsito hacia una vida cívica respetuosa de cada uno hacia el otro. Estamos en presencia de una mercantilización del saber económico y de la política como fenómeno que une desde la ansiedad global, la cual tiene que ser superada, so pena de comprometer una democracia mejorada, diferente y mejor. 

La historia no se repite, pero enseña, debe servirnos para superar la idea de la existencia de leyes inmutables que gobiernan de manera determinista la historia, las nuevas circunstancias nos obligan a darle nuevos significados a las palabras y a la elaboración de teorías que puedan ayudarnos a comprender mejor nuestra existencia en tiempos de ansiedad global. Es la creación de un sentido común esclarecido que facilite a la gente y a los políticos comprender las incertezas para formular una propuesta de gobernanza inclusiva de los sentimientos.

Las pasiones, los sentimientos, las pulsiones, lo que pensamos acerca del mundo cuando tratamos de delinear, representar y anticipar conjeturas son ahora cruciales para sostener nuestra existencia a lo largo de los cambios de la vida. El conocimiento personal y los recuerdos configuran esta humanidad, que como un péndulo se mueve entre un orden espontaneo indeterminado, la cognición, la conciencia, las disposiciones y los procesos. El desasosiego global que cada uno reproduce en su singularidad exige una conciencia superior de igualdad expresada más allá del saber convencional de la economía y de la política.

En este país, la miseria, la desigualdad y la abundancia perversamente concentrada, unen en el rechazo a todo y son comprendidas desde fuera de las personas como problemas a ser atendidos de manera urgente por el Estado, pero no acontece lo mismo con la anulación en el individuo que una sociedad globalizada y autoritaria provoca sobre la aspiración de distinguirse de los demás en los aspectos éticos, conductuales, en la manera de comunicarse, de entretenerse, …, singularidades, en la realización de cada uno que en su identidad desean alcanzar.



Categorías:Filosofía, Prospectiva y Previsión, Venezuela

Etiquetas:, , , ,

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: