Venezuela

La estupidez macroeconómica y el sector avícola venezolano

Uno no puede más que sorprenderse como lo mediático  en economía puede dar lugar a opiniones intencionadas, sin fundamentación y alineadas con lo que la gente desea escuchar y provocar comportamientos cuyas acciones masivas les dejan con la satisfacción de la profecía autocumplida, pero con un enorme costo social e individual.

El uso de “criptomonedas” en la planificación financiera de emprendimientos en la economía real

En un audio video corto vamos a discernir sobre el uso de las “criptomonedas” en organizaciones cuya razón social es la actividad productiva para la producción de bienes y servicios de consumo final. En este trabajo excluye el tipo de negocios de intermediación financiera para el logro de rentas a sus clientes a través de inversiones de recursos excedentes en activos financieros

La “relocalización” global industrial: entre la abundancia del mundo avanzado y la frugalidad del mundo emergente

Los eventos climáticos y ambientales, la disrupción tecnológica y la bifurcación “civilizatoria” de la gobernanza democrática están dando lugar a un proceso de “relocalización” de la manufactura en el mundo. Esta transformación global se aceleró con la pandemia del COVID-19 cuyo impacto se impuso a la resistencia al cambio y a los temores a lo desconocido de cualquier desafío a los modos de vivir y las maneras de gobernar establecidos.

Inflación y reconversión monetaria en Venezuela (videos cortos)

La reconversión monetaria es técnicamente inevitable, no es en sí ninguna estrategia ni política salvadora para dejar atrás a los problemas estructurales del país. La superación de la emisión irresponsable de dinero y de la asfixia regulatoria como esencias de los males económicos del país requiere de un amplio consenso de los venezolanos en un relato compartido auténticamente democrático con sentido de propósito para el país.

Inflación y reconversión monetaria en Venezuela

La desconfianza entre todos y hacia todo es una cultura populista e iliberal bien arraigada en esta Venezuela, tanto entre quienes son gobierno como en muchos que no lo son, las propuestas de quienes piensan diferente se les impide la divulgación y aquellas que son del afecto de quienes dominan la escena mediática se promueven hasta la sofocación. La reconversión monetaria es técnicamente inevitable, no es en sí ninguna estrategia ni política salvadora para dejar atrás a los problemas estructurales del país. La superación de la emisión irresponsable de dinero y de la asfixia regulatoria como esencias de los males económicos del país requiere de un amplio consenso de los venezolanos en un relato compartido auténticamente democrático con sentido de propósito para el país.

¿Qué está pasando con el mercado de divisas?

¿Qué está pasando en el mercado cambiario?n un tema de gran complejidad producto de la interrelación entre la emisión irresponsable de dinero para el financiamiento del mal gasto público y la mala práctica de la asfixia regulatoria – ejercicio arbitrario de poder discrecional, manejo interesado de información privilegiada e incentivos perversos -. En un ambiente dominado por una cultura signada por la inmediatez y la desconfianza entre todos y hacia todo.

La “DEG-monetarización” como alternativa para la superación de la “dolarización perversa” y de la emisión irresponsable de dinero

Significa para nosotros en Venezuela la posibilidad como propuesta de un sistema de reservas internacionales que dejará de estar fundado en el dólar USD y se transformará en un dispositivo expresado en DEG, con una paridad fija del bolívar uno a uno, acorde con el nivel de reservas existentes, es una alternativa diferente a la “dolarización plena” con sus propiedades actuales y pero con las competencias para sostenerse en el mundo que llegará.

Momento estanflacionario depresivo en Venezuela

Si el encuentro con un país diferente y mejor no acontece es porque se ha impuesto un “mainstream”, en todos los ámbitos, de un conformismo extendido y de la extracción de rentas desde el lado oscuro de las coincidencias entre quienes gobiernan, sus aliados de ocasión y, en diferentes escalas de degradación social, de las multitudes, en los mercados negros de la displicencia social. El futuro está ahí, la puerta de salida está abierta al avenir y lo tenemos en nuestras manos si logramos vivir en paz reconociendo la existencia de otro, trabajando juntos con nuestras diferencias.

Sobre el declive de occidente y el ascenso de China: una nueva manera de vivir exige una nueva manera de pensar

La exploración del futuro desde sus huellas en el presente probablemente será fuente de desacuerdos pues los modos de evaluación que prevalecen al momento se asientan en teorías exitosas para la auscultación del pasado, pero inútiles en un presente cuyas características y mecanismos de respuesta son bien diferentes a los de otros momentos (es como atacar la pandemia con penicilina)

La exploración del futuro: la economía y el desorden existencial como normalidad

¿Qué se espera de la economía?
Un mundo sin turbaciones críticas, reductible mediante formulaciones estadísticas o matemáticas y predecible que nos enseñe a esperar lo esperado y a actuar conforme con la esperanza de que las masas se alineen con lo aguardado y sus actuaciones conviertan las conjeturas en profecías auto cumplidas. La cultura de la posverdad se asienta en el principio de que las personas actúan y se sienten atraídos más por lo que creen que por lo que realmente la realidad les indica.

La exploración del futuro: entropía, medio ambiente, individuo y sociedad

Lo que era una conjetura para los años 70 es hoy una realidad que ha resultado validada con la emergencia de tres eventos interrelacionados entre si desde el 2020:
La disrupción tecnológica.
La crisis de la democracia occidental.
El reajuste ambiental.
El entendimiento de ese nuevo contexto exige una aproximación explicativa entre las fronteras de la biología ambiental, la economía de la conducta y la física termodinámica.

De la trágica espera de unas supuestas condiciones objetivas electorales a una incompleta suficiencia o “second best” de los pequeños avances hacia el bien común del país

Incompleta suficiencia: término acuñado por el Prof César Peña V: ocurre cuando la formulación de modelos de comprensión y acción es incompleta por los requerimientos de tiempo disponible y energía para hacerlo.

Second-best: si una de las necesarias para lograr un propósito es inalcanzable, las otras, a pesar de ser teóricamente posibles, dejan de ser deseables.

La importancia central de la ciencia económica en el discernimiento de la nueva manera de vivir que se nos impone

Cada acción humana, por muy perfecta que sea, deja secuelas cuya absorción total de daños no es posible, cada acción da lugar a un desorden parcialmente superable, mientras más alarguemos la armonía con la naturaleza y con nuestra propia ecología humana mejor nos irá, es la fuerza inmanente de la democracia que vendrá desde la peor amenaza para la civilidad: el populismo-iliberal sea de izquierda o de derecha. Estamos en un mundo diferente al pasado y fuera del alcance de ideologías tal como las conocimos.