Especulación e inventarios: como los gobiernos promueven la ineficiencia social (Francisco J Contreras M)

Extracto.

La práctica de las regulaciones gubernamentales contra la especulación, cuando se hace desde una perspectiva ideológica y política, oculta la verdadera naturaleza del problema y en lugar de resolverlo lo agrava. En la medida que un gobierno ignora el impacto regulatorio, cuando sus acciones rompen la continuidad de los procesos industriales, los tiempos de reposición de los inventarios se alargan y la única manera de optimizar los procesos es acumulando inventarios, si a la vez se crean regulaciones para el almacenamiento, las consecuencias son inevitables: desabastecimiento, escasez, colas e inflación.

La connotación económica de la especulación

Como especulación se entiende la adquisición de bienes susceptibles de ganancia por tenencia o posesión con el propósito de obtener un lucro a partir de la compra anticipada. La ganancia por tenencia o posesión tiene lugar en bienes cuyo valor puede cambiar en el tiempo, puede haber ganancia cuando el bien aumenta su precio, también puede haber una pérdida de capital si disminuye el precio del bien.

No obstante, la compra anticipada no necesariamente se efectúa para lucrar por si misma, la compra anticipada tiene lugar de manera inevitable, primero, por la falta de armonía entre el ritmo de los procesos de producción, cuando los procesos de producción tienen diferentes tiempos de ejecución de tareas, la única manera de sostener la continuidad de la producción es acumular inventarios, y segundo, porque la naturaleza de la demanda es diferente a la naturaleza de la producción, la demanda es discontinua (aparece con la necesidad y la posibilidad de compra) y la producción es continua (sujeta a principios de optimización ingenieril).

La naturaleza de la especulación desde el punto de vista moral como inconveniente, es un juicio de valor, quién puede determinar la virtud o pecado en un padre de familia, que debe proteger el patrimonio de su conyugue e hijos, dando el mejor uso a los fondos que exceden a sus necesidades de transacción y precaución. De este modo, en este caso, resulta dudosa cualquier acción económica sobre la base de la inconveniencia moral.

La inevitabilidad técnica de los inventarios

Determinar el tamaño del inventario es una decisión técnica financiera, en función del ciclo de reposición y de las condiciones del mercado. Los objetivos mas importantes que se persiguen con la estimación del nivel óptimo de existencia son:

  1. Evitar la pérdida social generada por fallos en las entregas a clientes.
  2. Lograr la estabilización de los procesos de producción. La optimización de la producción pasa por evitar las paradas no planificadas.
  3. Hacer frente a la estacionalidad en el suministro de materias primas.
  4. Aprovechar los descuentos de precios por volumen.
  5. Generar economías de escala por una mayor absorción de costos fijos.
  6. Hacer frente a la imposibilidad de administrar pequeños lotes económicos, el transito naviero exige volumen de transporte para asegurar la competitividad de la manufactura.
  7. Ajustar el volumen óptimo según los tiempos de gestión que involucran las regulaciones gubernamentales.
  8. Ajustar el volumen óptimo en función de los tiempos de entrega de los proveedores toda vez que se genera una orden de compra.

El mal público de las regulaciones con contenido de origen ideológico y político

Los gobiernos que justifican las regulaciones por razones ideológicas y políticas, deben establecer, primero, controles y procedimientos que aumentan el gasto público y suman tareas que no agregan valor en la cadena de producción de los bienes, segundo, para enfrentar las distorsiones a nivel de asimetrías de información, deben de manera permanente crear regulaciones para controlar los mismos procesos regulatorios. Esa dinámica acumulativa de procedimientos de control agregan días al ciclo de aprovisionamiento por lo cual hace falta una mayor acumulación de inventarios si no se quiere incurrir con paradas de planta y fallos de abastecimiento de productos finales.

Ahora bien, cualquier regulación gubernamental que afecte el ciclo de reposición de los inventarios suma días al proceso y la necesidad de mayor nivel de existencias. Si para un gobierno tener inventarios es especulación, el mayor propagador de la especulación es el propio gobierno cuando establece regulaciones que obligan al uso de un mayor almacenamiento.

Si además se obliga al sistema a poseer bajos inventarios en relación con los días que involucra el ciclo de reposición, las consecuencias inevitables serán las paradas de planta con todos sus efectos colaterales de escasez, colas e inflación.

El modelo de Kano: el diseño en función de la percepción del cliente

Extracto

Es un mapa conceptual que relaciona los requerimientos de los clientes (que abreviamos RC) con las características técnicas (CT) necesarias para satisfacerlos. Es un enfoque práctico del encuentro de la oferta y la demanda. Es una herramienta para la evaluación de los bienes y servicios a partir de sus características y de su relación con la satisfacción del cliente.

¿Qué es “El Modelo de Kano”?

El tema

Enfoque de gestión de calidad basado en:

  1. La transformación de las demandas del usuario en calidad del diseño.
  2. La implementación de las funciones que aportan más calidad al cliente.

Es una herramienta para la lograr calidad del diseño en subsistemas y componentes, y en última instancia de los elementos específicos del proceso de fabricación.

Las siete etapas en la definición de la herramienta

  1. Interpretar la voz del cliente.
  2. Clasificar las verbalizaciones.
  3. Estructurar las necesidades del cliente.
  4. Analizar la estructura de las necesidades del cliente.
  5. Jerarquizar las necesidades del cliente.
  6. Desplegar las necesidades jerarquizadas.
  7. Analizar sólo las relaciones prioritarias a detalle.

Categorías del modelo

Deleite o atractivo

Hay atributos que la gente valora si están presentes, pero que no perciben si están ausentes, cuando esto ocurre estamos en presencia del deleite. Son características no esperadas que generan una gran satisfacción. Como esas características no son aguardadas, no provocan desagrado si no existen. Los requisitos del deleite (delighters) siempre ubican la satisfacción por encima de la situación neutral. A medida que vamos proporcionando características de este tipo, la satisfacción aumenta mucho más rápidamente de lo que conseguimos aportando características de desempeño de los atributos ya conocidos. El deleite es un factor crucial donde el ingenio y la creatividad confluyen en el desencadenamiento de un proceso innovador..

De desempeño, unidimensional o de rendimiento

Características o atributos que aumentan la satisfacción del cliente de modo aproximadamente lineal con el aumento de su funcionalidad. Cuantas más se añaden o más funcionalidades ofrecen, más satisfecho está el cliente. Los requisitos de desempeño evolucionan linealmente con la satisfacción. Desde un cumplimiento 0 de estos requisitos y una insatisfacción enorme, podemos ir aumentando la satisfacción conforme vamos proporcionando más y mejores características de este tipo.

Básico u obligatorio

Aquellas cuya ausencia provoca insatisfacción, aunque su presencia se dé por hecha y no se valore especialmente. Son características del producto o del servicio que el cliente considera obligatorias. No aumentan la satisfacción del cliente, pero causan una insatisfacción muy grande si no se aportan. Si los requisitos básicos no se aportan al 100% y en perfectas condiciones, siempre habrá una insatisfacción, por pequeña que sea. No es nada fácil obtener elevados niveles de satisfacción actuando sólo sobre este tipo de atributos.

Irrelevantes o de indiferencia

Son características irrelevantes que si bien están presentes o no, no tienen importancia para el cliente.

Inversa o de rechazo

Las características de rechazo llevan a la insatisfacción cuando están presentes; sin embargo, no llevan a la satisfacción cuando no lo están.

Componentes del modelo

Requerimientos del cliente y requerimientos de diseño

Los atributos y las expectativas esperados de un producto o servicio por parte de los clientes son los llamados “requerimientos del cliente”.

Las características técnicas de un servicio o producto necesarias para atender los requerimientos del cliente son los llamados “requerimientos de diseño”.

La indagación sobre la funcionalidad o disfuncionalidad de un servicio o producto

Consiste en realizar una encuesta con preguntas duales, en relación con la percepción que el cliente y el diseñador tienen sobre presencia o ausencia de un requerimiento en un producto o un servicio.

La escala de la encuesta para la valoración de los atributos es la siguiente:

  • Me gusta.
  • Obvio (es algo básico).
  • Me da igual (es indiferente).
  • No me gusta, pero puedo tolerarlo.
  • No me gusta y no lo tolero.

Una herramienta para el análisis

Para la descripción del uso de la herramienta, a manera de estudio de caso consideremos un servicio de almacenamiento.

Paso 1: requerimientos e inductores del clienteKano_1

Paso 2: requerimientos de diseño e indicadores de desempeño

Kano_2

Paso 3: llenado de formato de encuesta de funcionalidad

Kano_3

Paso 4: llenado de formato de encuesta de disfuncionalidad

Kano_4Paso 5: Resultado

Kano_5

Tabla de evaluación del modelo de Kano

Se proporciona el enlace siguiente para acceder a la tabla de análisis.

El modelo de Kano