Qué puede darle sostenibilidad a la frágil recuperación económica del país.

En Venezuela, hay condiciones que limitan la efectividad de una política expansiva del gasto público. Para que una política de demanda sea adecuada, la economía de un país debe presentar un contexto con:

  1. Existencia de inventarios de materias primas e insumos de la naturaleza que necesitan las empresas con capacidad ociosa;
  2. Una fuerza laboral calificada desocupada capaz de operar eficientemente en las empresas con posibilidades de aumentar su producción y con acceso a materias primas, insumos, partes y piezas de recambio;
  3. Un mercado con suficiente poder adquisitivo para adquirir esos productos a un precio que permita la sostenibilidad de las empresas.

Esas condiciones están muy lejos de cumplirse en nuestro país, por lo cual cualquier intento de aumentar el gasto público por la vía monetaria, mediante emisión de dinero, se transformaría en inflación.

Domina en nuestro medio un discurso que deja de lado, por una parte, la trama de la rapidez de los ajustes de las variables monetarias y cambiarias y, por otra parte, la lenta respuesta de los procesos fabriles de la manufactura. La política monetaria tiene impacto instantáneo sobre el tipo de cambio y, en el horizonte semanal de la toma de decisiones, en la producción del sector manufacturero, sobre las estructuras de costos y precios de manera asimétrica e incierta. Todo esto ocurre dando lugar a pérdidas o ganancias en el sector, al margen de si los procesos de producción, conducidos por los emprendedores, se hacen con eficiencia económica.

El desahogo de las necesidades de capital de trabajo del sector productivo puede mejorar si institucionalmente se facilita la entrada de las pequeñas y medianas empresas en el mercado de capitales, mediante la creación de obligaciones quirografarias, papeles comerciales y titularizaciones de deuda en corto, mediano y hasta largo plazo. Como este trasvase de liquidez se realiza desde quienes poseen excedentes financieros hacia los emprendedores, no tiene el efecto potencialmente inflacionario de la intermediación bancaria. Claro, hay que aliviar los elevados costos transaccionales a nivel de registros y notarías que encarecen ese aprovechamiento del mercado de capitales. En nuestro país las empresas muestran una condición extrema de infravaloración, cuya responsabilidad ha sido la mala práctica gubernamental que provocó esa situación y no la de los emprendedores.

Fuente: estimaciones formuladas a partir de información del BCV y de los registros de tasa de cambio en las redes

Desde el punto de vista institucional las regulaciones que existen deben librarse de los vicios derivados del manejo de información privilegiada, del poder discrecional y de los alicientes perversos que favorecen la extracción de rentas desde los sectores que agregan valor hacia quienes detentan el poder y sus aliados de ocasión. La política económica tiene que estar sujeta a la evaluación previa de impactos, para alcanzar un crecimiento económico sostenible de más del 8% por año, continuos durante 7 años, si se quiere alcanzar el nivel del producto interno bruto (PIB) del año 2014.

Desde el segundo trimestre de 2019 la emisión irresponsable de dinero, con alzas y bajas, ha mostrado una tendencia a la disminución, es lo que dio como resultado la superación del estado de hiperinflación. A la fecha de hoy, aun la emisión sigue siendo elevada y es la explicación del porqué el índice general de precios está alrededor del 10% mensual.

Solo la sostenibilidad de los precios del petróleo, la recuperación de su capacidad de producción y el aumento de las exportaciones, pueden proporcionar un flujo de divisas significativo más allá del corto plazo. Hasta el presente esas fuentes de divisas han permitido que el Banco Central de Venezuela intervenga en el mercado de divisas para sostener el tipo de cambio, con un impacto menor al de fechas pasadas (2013-2019) sobre las reservas internacionales netas. Los registros de las variaciones promedio mensuales se han reducido desde 2019, e incluso durante el mes de enero y febrero de este año ha sido casi nula, con un nivel de variación que oscila entre 0,6% y -1%.

La condición de suficiencia para la liberación de las fuerzas creadoras de los emprendimientos para el acceso a los mercados de capitales externos y el disfrute de las ayudas financieras de organismos internacionales, es la búsqueda de un acuerdo que coloque por encima de todo la distensión de las sanciones con efectos negativos para la economía del país y su remplazo por sanciones claramente específicas al ámbito político de quienes actúan al margen del respeto a los derechos humanos y cuyos procederes constituyen actos de corrupción.



Categorías:Análisis de Entorno, Venezuela

Etiquetas:, , ,

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: