La salida del Reino Unido de la Unión Europea, la crisis de la democracia liberal y la barbarie populista (I Parte)

drapeau-europeen-Con un escenario donde aún está fresco el dominio mediático que caracteriza, los análisis de cualquier evento trascendental, desde la perspectiva de lo inmediato que asegura rating, en el caso específico del “Brexit”, enfocado en los impactos inmediatos y de mediano plazo en el precio de las materias primas, en los mercados financieros y en las consecuencias políticas electorales de los eventos en desarrollo, queda poco margen para la evaluación de contenido sobre las causas profundas que provocaron el Brexit y del escrutinio de una propuesta de superación del problema de fondo.

Esos impactos inmediatos guardan relación con todos los acuerdos de comercio internacional que serán modificados entre el Reino Unido y Europa, con sus efectos no solo para Europa sino para el mundo. Esos efectos siempre son mayores para los países con menor poder de negociación y con debilidad institucional, basta con pensar: ¿Quiénes son los dolientes de la caída del precio de las materias primas y de la inestabilidad financiera internacional?.

Ahora bien, ¿Cuáles son las fuentes de todos esos eventos que concluyeron con la salida del Reino Unido de la Unión Europea? ¿Cómo anticipar esos mal funcionamientos económicos, sociales y políticos?

Ya se están dando señales importantes sobre la discusión del fondo del problema: “La crisis de la democracia liberal” por la ruptura de la armonía y pérdida de confianza entre las élites políticas y económicas y el pueblo en relación con los temas siguientes:

  1. La fragilidad entre la economía real y la financiera por las asimetrías de las políticas públicas. Las recientes crisis financieras han dado lugar a medidas de política económica de austeridad cuyo peso de la carga que afecta a la gente y medidas de rescate financiero que favorecen a los entes financieros.
  2. El dilema histórico entre la igualdad, la justicia y la libertad. Aunque las condiciones generales de la gente mejoran, la desigualdad de ingresos aumenta, es la cuestión sobre el cómo formular medidas de distribución de ingresos y al mismo tiempo mantener la eficiencia que se deriva de la economía libre de mercado.
  3. El conflicto entre la identidad nacional, la supranacional, y la libertad, en relación con el espacio de paz para Europa. Después de la segunda guerra mundial la apuesta de Europa ha sido por un espacio seguro, esa condición se ha venido deteriorando por los problemas de los costos sociales de la inmigración y de los refugiados procedentes de Africa y del conflicto en Siria e Irak y el efecto colateral del terrorismo.

Estamos en la encrucijada, entre un modelo superior de democracia representativa y el retorno de la barbarie, en su expresión populista, sea de izquierda o de derecha. El Brexit es tan solo la parte visible de una crisis más profunda que no solo toca a Europa sino al mundo, la amenaza populista se ha hecho presente hasta en Estados Unidos con Donald Trump. La barbarie populista ha sido la antesala histórica de todo tipo de retroceso y de amenaza para la paz. La ausencia de fortalecimiento de la democracia liberal es la que alimenta todo tipo de conflictos por la opacidad institucional que crea y por el secuestro de todos los poderes públicos.

El debate es de real importancia para América Latina donde el populismo de izquierda ha supuesto un retroceso importante en libertades de todo orden, en la prosperidad económica, en la estabilidad institucional y en el progreso social. El caso extremo lo constituye Venezuela que muestra en la mayoría de los indicadores sociales, institucionales y económicos estar en los últimos lugares del continente y entre las peores economías del mundo. Es inaplazable repensar y reconstruir el proyecto de democracia, para asegurar el impedimento constitucional de cualquier posibilidad de secuestro de la independencia, autonomía y legitimidad de los poderes públicos y la optimización de las regulaciones haciéndolas sujetas a la evaluación de impacto regulatorio que impida la existencia de incentivos perversos.

Las condiciones planteadas en el anterior párrafo, nos dejan otro desafío importante como reconciliar a las élites y al pueblo, la democracia de alguna manera debe permitir los mecanismos auto reguladores que armonicen esos intereses, es la verdadera solución ante las amenazas totalitarias populistas sean de izquierda o de derecha.


Enlace para descargar archivo de audio:

Ir a descargar



Categorías:Análisis de Entorno, Economía, Política

Etiquetas:, , , ,

1 respuesta

Trackbacks

  1. La barbarie populista, las emociones y la crisis de la democracia liberal – Prospectiva y Previsión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: