¿Qué hacer en un escenario hiperinflacionario? Segunda Parte (Francisco J Contreras M)

Extracto

¿Qué hacer en situaciones de hiperinflación? Este escrito va dirigido a quienes toman la decisión de quedarse en el país, la tarea no es fácil pero es posible sobrevivir. Los estados de explosión inflacionaria se han caracterizado históricamente, por tener una duración máxima de 15 meses con duplicación de precios cada 30 días, la mayoría de los países que han sufrido ese transe se han recuperado y mas nunca han permitido que la irresponsabilidad gubernamental y  la carencia de cultura cívica permita la elección de malos gobernantes con propuestas demagógicas. Hay que estar alertas pues están presentes los signos que anticipan una escalada de precios de naturaleza explosiva.

Las hiperinflaciones en el mundo

Es importante en la formulación de estrategias frente a situaciones de explosión inflacionaria o hiperinflación, tener una idea cuantitativa de la magnitud y duración de esos eventos, porque un contexto de esa naturaleza no puede tener larga permanencia, a menos que una sociedad decida su destrucción, a la larga el mercado obliga a los gobiernos irresponsables a deponer su fatal arrogancia[1].

En nuestro país, esa fatal arrogancia se manifiesta a través de las acciones de política pública, bajo la creencia de que se posee toda la información necesaria para asegurar buenas decisiones, con el propósito de someter al mercado, por la vía de regulaciones arbitrarias y controles de todo tipo de variables resultado: precios, tasa de cambio, salarios, costos.

No solo la fatal arrogancia consiste en querer maniatar al mercado, es también creer que los gobiernos pueden extender como quieran su capacidad de gasto y de emisión de dinero inorgánico. El mal mayor no solo consiste en esas veleidades de naturaleza macroeconómica, es que las regulaciones al margen de su análisis de impacto sobre el mercado dan lugar a todo tipo de ineficiencias que lejos de agregar valor lo destruyen, porque resulta mas fácil la apropiación de renta fortuita con el comportamiento oportunista y aprovechador de las regulaciones, que producir bienes y crear servicios con el esfuerzo emprendedor.

Cuando las sociedades se vuelven cómplices y alcahuetas de gobiernos irresponsables y les aúpan en sus desafueros económicos, construyen la hoja de ruta de la situación terminal de la arrogancia: la hiperinflación. Hiperinflación, que en la mayoría de los casos, es el mas grande escarmiento social que pone fin a los males públicos de gobiernos irresponsables y a la insensatez cívica de los pueblos[2].

Para tener una aproximación sobre los signos de procesos de explosión inflacionaria, nos hemos servido de un trabajo realizado por Steve Hanke[3], autor de muchos trabajos sobre el tema. El trabajo del profesor Hanke persigue evaluar los procesos hiperinflacionarios utilizando el enfoque del profesor Phillip Cagan, ya citado en nuestro trabajo anterior[4]. Hemos efectuado una traducción libre, reconstruyendo parte de la tabla con los datos estadísticos originales. Esos datos los someteremos a evaluación estadística, de manera que podamos identificar la duración del proceso y lapsos de duplicación de la inflación.

Tabla I: La tabla de Hanke-Krus sobre la hiperinflación en el mundo

Hipertablahenke

Fuente: Steve H. Hanke and Nicholas Krus (2012) “World Hyperinflations”, Cato Working Paper no. 8, August 15. Forthcoming in: Randall Parker and Robert Whaples (eds.) (2013) The Handbook ofMajor Events in Economic History, London: Routledge Publishing. (expected publication date: Summer 2013).

Estadística descriptiva con base en la duración en días de los eventos hiperinflacionarios

hiperest1

Estadística descriptiva con base en el tiempo de duplicación en horas de los eventos hiperinflacionarios

hiperest2

Límites al 95 % de confianza de duración y tiempo de duplicación de un proceso hiper-inflacionario

hiperest3

¿Qué hacer?

Si la decisión de la empresa o del grupo familiar es defender la permanencia en el país afectado, hay que preparar un plan que permita la máxima capacidad de respuesta ante la adversidad, centrando la atención en el cuadrante estratégico del éxito: el de las fortalezas activas y las oportunidades que se presenten. Hay que proteger la integridad de la organización y del grupo familiar, adaptándose, recuperándose ante la fatalidad. Hay que crear un estado de lucha tenaz y perseverante, con disposición  alentadora y  acciones que permiten avanzar rompiendo paradigmas. Esa preparación debe cubrir hasta un máximo de 15 meses con posibilidades de duplicación de precios cada 30 días.

A las empresas.

Hay que formular escenarios realistas para superar la duración y potencia de la explosión inflacionaria, algunas reglas que vale la pena considerar son:

  • Utilizar deuda si se cumplen las siguientes condiciones:
    • Alto poder de negociación o condición de indispensabilidad real frente a clientes y proveedores (condición necesaria).
    • Si se tiene certeza de ventas reales (condición necesaria).
    • Cuando el rendimiento ponderado supera la tasa de inflación anticipada más el riesgo país (condición necesaria y suficiente), mas específicamente cuando el uso del financiamiento permite pagar el capital e intereses del préstamo.
  • Acumulación estratégica de inventarios. Bajo regulaciones impidan la acumulación  de inventarios, hay producir bajo acuerdos con el cliente final, para que pague directamente al proveedor las materias primas necesarias para productor.
  • Reducción del crédito y redefinición de cartera de productos y servicios.
  • Control de costos y sobre todo de los gastos superfluos, limitar todos los costos y gastos exclusivamente para mantener las operaciones.
  • Eliminar productos, servicios, equipos, maquinarias y recursos para reasignarlos en la producción de bienes y servicios de alto rendimiento.
  • Aumentar las ventas por cliente, la frecuencia y el desarrollo de nuevos mercados y canales.

A las familias

  • Convierta el dinero excedente, al financiamiento de las transacciones corrientes y de previsión, en activos con riesgo mínimo de perdida anticipada de capital, tales como joyas, oro y obras de arte. Si posee excedentes considerables, invertir en terrenos, en vivienda o en materias primas. Con altas tasas de inflación la deuda real, aunque no la nominal, disminuye con el tiempo, al ritmo que lo hace la inflación.
  • Aproveche las habilidades para producir bienes y servicios susceptibles de ser cambiados en el mercado por otros bienes y servicios duraderos.
  • Desarrolle su talento: capacítese, aprenda a hacer cosas nuevas, conozca las nuevas tecnologías. No desdeñe las ventas: son una fuente de riqueza.
  • Con respecto al presupuesto familiar [5]:
    • El cambio de automóvil, de las prendas de vestir o el celular que querías adquirir deberá ceder terreno ante el pago de deudas, renta o hipoteca, educación y la adquisición de alimentos.
    • Los ingresos extraordinarios por concepto de aguinaldos, bonos, etcétera, es preferible resguardarlos para hacer frente a imprevistos y urgencias. Tenga en mente los verdaderos ingresos mensuales.
    • A partir de esto, empezar a desglosar o escribir cuáles son las necesidades básicas y los productos que se acostumbran comprar con regularidad cada mes.
    • Habrá aumento de la inflación, por lo cual los precios de numerosos bienes, incluyendo bienes de la canasta básica, subirán de manera considerable, sobre todo aquellos que se importan, y debemos recordar que este país importa demasiados bienes, por lo cual deben programarse los gastos y hacer un presupuesto para así disminuir el impacto de la crisis en nuestro hogar.
    • Ser disciplinado, esto es, no gastar más de lo debido, respetar el presupuesto mensual.
    • Revisar los gastos familiares y reducir lo no imprescindible. No gastar en cosas que no sean de primera necesidad, ahorrar lo más posible, esto se hace aun más importante por la incertidumbre que existe actualmente. Promover la moderación en los gastos.
    • Jerarquizar los gastos a ejecutar durante el periodo que comprende el presupuesto familiar.
    • Analizar si el gasto que se realizó se adecuó al presupuesto con el que se contaba. Además, puede irse ajustando el presupuesto conforme se tenga más focalizados los gastos.
    • Planificar la recreación familiar en conjunto y no un plan para cada miembro.
    • El verdadero problema: no es cuánto dinero tienes, sino cuánto tiempo puedes vivir sin trabajar.
    • No ceder ante la tentación de ofertas, reducen tus ingresos y generan pagos de interés (si además te endeudas).
    • Pague todas las deudas que pueda, al contrario, para los créditos hipotecarios a tasa fija en este momento es mejor no adelantar pagos, sino ahorrar el dinero correspondiente. No dejen de pagar a tiempo sus casas. Es su patrimonio más importante.
    • Evite realizar compras como forma de entretenimiento, distinga entre necesidad y deseo.
  • Manténgase saludable. Las enfermedades cuestan dinero. Pónganse a dieta, baje de peso, haga ejercicio, bajen el consumo de cigarro, bajen el del alcohol.
  • Contribuya con el rescate del capital social a través de  la creación y participación en redes sociales donde se comparta información y se puedan establecer reglas recíprocas de trueque solidarios.
  • Comentar todo esto con su familia, es importante que sus parejas y sus hijos lo entiendan.

 

Notas bibliográficas

[1] Hayek, F. A. (1990). The Fatal Conceit: The Errors of Socialism. London: Routledge.

[2] http://www.liberalismo.org/articulo/124/19/arrogancia/fatal/reconsiderada/

[3] Steve H. Hanke and Nicholas Krus (2012) “World Hyperinflations”, Cato Working Paper no. 8, August 15. Forthcoming in: Randall Parker and Robert Whaples (eds.) (2013) The Handbook of Major Events in Economic History, London: Routledge Publishing. (expected publication date: Summer 2013).

http://climateerinvest.blogspot.com/2012/10/great-hyperinflations-of-past-220-years.html

[4] Phillip Cagan, The Monetary Dynamics of Hyperinflation, in Milton Friedman (editor), “Studies in the Quantity Theory of Money”, Chicago, University of Chicago Press (1956).

[5] Rivers, Patrick (1986). Vivir Mejor con Menos. Cuatro Vientos Editorial. Santiago de Chile

Anuncios


Categorías:Economía, Gerencia, Prospectiva y Previsión

Etiquetas:, , , , , ,

4 respuestas

Trackbacks

  1. Bitácora con artículos, entrevistas y presentaciones sobre el dilema entre hiperinflación o hiperestanflación | Prospectiva y Previsión
  2. Supervivencia frente al caos | Prospectiva y Previsión
  3. ¿Cómo puede una familia enfrentar una situación extrema de inflación, escasez y posibilidades de quedar sin trabajo? – Prospectiva y Previsión
  4. Síntesis de escritos sobre “La familia frente a la inflación, la escasez y las posibilidades de quedar sin trabajo (caso Venezuela)” – Prospectiva y Previsión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: