Archivos de autor

A lo largo del quehacer de una persona se acumulan experiencias, que más allá del sentido y la visión que se tengan, son influidas por el contexto, hay un orden dentro del desorden y un desorden dentro del orden. Hay un guión que orienta y direcciona lo que cada quien espera en su horizonte temporal y existe un dispositivo de respuesta rápida que depende del contexto. Es así que se ha tratado de superponer dos ámbitos uno el ya presentado: el guión, y otro, con enlaces a veces estructurados y con secuencias lógicas, otras veces no. Con una aproximación de complejidad que persigue emular la sinapsis profesional de flexibilidad para la evaluación transversal de los temas sociales, económicos, organizacionales, políticos y filosóficos.

  • La defensa de los valores democráticos frente a la manipulación en las redes sociales (primera parte)

    La erosión de la confianza en la democracia se despliega mediante una estrategia discursiva que sitúa a los procesos políticos fuera del alcance del conocimiento, de la evidencia empírica y de la ética. Es un teatro de la acción política… Leer más ›

  • Las Universidades son templos del saber y jamás serán partidos al servicio de ideologías

    En Venezuela las Universidades son, con toda seguridad, los últimos sitios donde la gente, sin importar ideologías, credos, razas, edad, pueden dirimir y superar sus diferencias en la más absoluta paz, tolerancia y libertad, sin tener que recurrir a otra… Leer más ›

  • Sobre la propuesta de Edwin Erminy: “Primer Concurso Nacional de ideas: estrategias para sobrevivir como docente”

    Me pareció interesante compartir con Ustedes, un artículo de opinión, aparecido en el diario “Mundo: economía y negocios” con fecha 5 de abril de 2010 página 3, donde el Dramaturgo y Colega Universitario Profesor Edwin Erminy hace una invitación para… Leer más ›

  • Nazoa y la marginalidad

    Hace algún tiempo leí un escrito que conservé entre mis archivos, pero no tuve el cuidado de crear una ficha para dar crédito a nuestro estimado humorista: Claudio Nazoa. Nuestro país, por excelencia de cómicos y de cómicas, en los… Leer más ›

  • Sobre el depauperamiento de la actividad docente en Venezuela

    He colocado para la descarga un archivo en formato Excel que he formulado sobre los sueldos de los profesores de la Universidad de Carabobo. La data original sobre la inflación en nuestro país procede del Banco Central de Venezuela (en… Leer más ›

  • Tabla de ajuste por inflación de Venezuela (Abril 2014)

    Puedes descargar, desde el enlace indicado al final, una hoja en fornato excel cuyo propósito es servir como herramienta de reexpresión en función de la inflación. Su utilidad es limitada, ya que en Venezuela, las bases de formulación del índice… Leer más ›

  • Renovación y modernización del parque automotor nacional en armonía con el medio ambiente y el desarrollo social (ecodesarrollo)

    INTRODUCCIÓN Hacia el mes de mayo del 2008 se me encargó formular un esquema que sirviera de base para ejecutar un proyecto de renovación y modernización del parque automotor venezolano. La propuesta debía estar sujeta a criterios eminentemente sociales y… Leer más ›

  • Un mercado cambiario distorsionado entre Venezuela y sus socios comerciales: Colombia y USA

    Si el comercio internacional, reflejara en su balanza comercial, las inflaciones relativas a cada país, sería imposible exportar desde Venezuela hacia Colombia, nada absolutamente que no sea Petróleo y derivados del hierro y del aluminio. Significa esto que una empresa… Leer más ›

  • Colombia y Venezuela lo que pudo haber sido y nunca fue: Una referencia del buen desarrollo y de la grandeza Iberoamericana.

    Pocos vecinos en el mundo han tenido la oportunidad de estos dos pobres países, hoy. Juntos contienen unos de los más bellos parajes tropicales, una de las mayores masas demográficas de lengua española, un cúmulo de culturas compartidas, un mismo… Leer más ›

  • La enfermedad holandesa y el efecto Venezuela (parte II)

    Lala administración del petróleo no ha superado el legado del “Programa de febrero de 1936”. Desde la participación en regalías e impuestos por el uso de un recurso propiedad del Estado, pasando por la nacionalización, por la apertura y ahora con el socialismo del siglo XXI, no hemos tenido logros, se sigue siendo el mismo país que compra en el mercado internacional casi todo. También, es necesario el análisis de la empresa estatal PDVSA que, sin mejorar sus capacidades desde 1965, en términos gerenciales, de progreso técnico, de creación de riqueza mantuvo su excelencia hasta la llegada del socialismo del siglo XXI.

  • Reporte sobre la inflación del mes de mayo del 2009 de Venezuela

    Según información aparecida esta semana en el sitio internet del Banco Central de Venezuela , la inflación correspondiente al mes de mayo alcanzó 2,0%. Por quinto mes consecutivo la inflación se ubica en un nivel por debajo de lo esperado por los expertos y por encima de lo anticipado por el Gobierno. Para que la meta del Gobierno (15%) se alcance, la inflación mensual debería ubicarse en lo sucesivo en 0,78%, para que ocurra lo esperado por los expertos (más de 32,55 en promedio) la inflación mensual debería sobrepasar el 2,85% en los meses sucesivos del año en curso.

    Reiteramos, es la clase media la que soporta el mayor impacto de la inflación, sus opciones de consumo disminuyen pues la gama de productos se reduce, sufren el mayor efecto inflacionario pues los productos que compran son los de mayor componente importado (y estos todavía no han ajustado sus precios al salir de la lista CADIVI) y no pueden recurrir a otros mercados pues el costo de la búsqueda alternativa (por ejemplo en establecimientos de MERCAL) puede anular las ventajas de precios más bajos.

    Sigue siendo nuestro país el de peor desempeño en términos de estabilización dentro de América Latina, ello nos remite a nuestra hipótesis: la crisis en nuestro país es de otra naturaleza, guarda más relación con la conducción económica y política del Gobierno, que con la crisis financiera mundial, similar al caso Argentino. La naturaleza de la crisis financiera actual es esencialmente recesiva, es decir, con cierre de empresas, con caída del crecimiento, con desempleo y con disminución del índice general de precios, así lo revela la evidencia empírica en el mundo, América Latina no es la excepción, salvo los casos Venezuela y Argentina. No es azar, Argentina es uno de los graneros más importantes del mundo y Venezuela uno de los proveedores de petróleo más importantes del mundo, hace en ambos casos, que el Estado no tenga que hacer grandes esfuerzos de regulación eficiente del mercado o ser eficiente en sí mismo como productor de bienes y servicios. Es esta razón por la cual el argumento de que la tierra y la riqueza del subsuelo son generadores de renta, mas no de riqueza, es en cierta manera válido.

    Mucho se ha hablado sobre la historia económica del país durante la era petrolera, incluso llegándose a señalar al petróleo como el “estiércol del diablo”, expresión que se le atribuye a Juan Pablo Pérez Alfonzo en su diagnóstico de los setenta sobre el “efecto Venezuela”. Uno encuentra tanto en el pensamiento de derecha, como el de izquierda, la demonización del petróleo, cuando es un asunto político con efectos económicos. Mucha tinta ha corrido tratando el tema en términos sociológicos, ideológicos y políticos, ello es importante e insoslayable, pero es imperdonable el desdén con que se ha manejado la aproximación económica del asunto, al ideologizar cualquier análisis económico por considerarlo “neoliberal”, como si las fuerzas del mercado operaran sólo bajo en capitalismo, cuando peor son los males bajo las formas arcaicas del socialismo, donde brota como la mala hierba la especulación y los “mercados negros”. Las formas exitosas de socialismo, con más libertades (Chile, España,…), o con menos libertades (China) guardan relación con la manera como se conduce la política económica: a través de las fuerzas del mercado, no sustituyéndolas.

    En nuestro medio reina la retórica, de modo que se le puede atribuir a Alberto Adriani y a Arturo Uslar Pietri, inclinaciones fisiocráticas por enunciar una frase como la de “sembrar el petróleo”, cuando la expresión corresponde a una manera de hacer llegar al gran público, la idea de que ese recurso no renovable había que darle otro uso, diferente al de transformarnos en compradores de baratijas, a través del comercio internacional, así se fuera socialista o capitalista, y que había que dar un uso a los recursos derivados del petróleo anticipando las respuestas del mercado, no con la fatal arrogancia de pretender su destrucción, cuando al mercado apenas se le puede regular. El discurso académico venezolano está muy cargado de hipótesis, especulación y poca evidencia.

    Hemos construido una tabla tomando valores constantes del precio del petróleo (al año 2008), calculando los precios promedios como media geométrica de la serie mensual que va desde el año 2004 al año 2008. En estos tiempos de socialismo a la venezolana, desde el 1994, se pueden identificar tres momentos, uno de tendencia a la baja en el precio del petróleo (1994-98), otro de estabilidad (1999-04) y otro de alza (2005-08), en todo momento, con bajas o con alzas unos precios que ningún otro bien ha tenido en el mercado mundial. En ese lapso ha ingresado al país casi 872.000 millones de dólares: ¿Cuánto se quedó en el país en términos de infraestructura social, de parques industriales, de reducción drástica de la pobreza? ¿Cuánto hemos dilapidado?, de allí que califiquemos al problema como económico.

    Lo que fue una hipótesis es una realidad: diferimiento de los compromisos de pagos con proveedores y sector laboral, reducción del otorgamiento de divisas a través de CADIVI, disminución del aporte a Gobernaciones, Alcaldías, Universidades, y todavía resulta insuficiente para la contención de la inflación. De alguna u otra forma no existe alternativa, hay que contener el gasto y asegurar el uso productivo de los que nos queda, porque no tenemos recursos para sostener compras en el exterior. Neoliberal, populista o socialista del siglo XXI, un sistema de Gobierno puede mejorar las cosas pero no hacer milagros, aumentar la capacidad productiva de un país no se logra en menos de seis años, ni con discursos. La única forma de cerrar esa brecha entre el gasto y la producción en Venezuela es a través de la inversión, preguntamos: ¿Desde cuándo no se realiza un esfuerzo real de crecimiento?, buscando la respuesta llegamos de nuevo a la Venezuela de Alberto Adriani. El asunto es como desviar los proventos de la explotación de hidrocarburos desde al gasto a la inversión. No se puede vivir eternamente gastando más de lo que se produce.

    La inflación del lado de los costos penaliza más que la inflación por el lado de la demanda, en los próximos meses es posible que podamos poner a prueba este planteamiento; se trata de la industria automotriz y de la industria de autopartes, las cuales se encuentran haciendo frente a dos problemas: los laborales y el aprovisionamiento de divisas para hacer frente a sus necesidades. Cuando se trata de inflación de demanda la industria puede responder con mayor producción, no pierde, ni existe riesgo de quiebra. Algo bien diferente es cuando tus costos suben y tienes dificultades para transferir los efectos a precios, es el caso actual. En el caso de inflación de costos e impacto recesivo, los efectos de costos no se limitan al aumento de precios de los insumos, se extienden, pues la absorción de los costos fijos disminuye y se distribuye entre menos unidades con una incidencia mayor de costos.

    Hasta hace algunos años la venta de vehículos reflejaba mejor la coyuntura. Hoy en día la motivación de compra no sólo responde la necesidad de uso y de status, es un medio de resguardo del patrimonio familiar, a lo cual se añade la moderación de la oferta a través del suministro de divisas de CADIVI y la programación de la importación de vehículos. El futuro es indeterminado con tendencia a la baja.

  • La enfermedad holandesa y el efecto Venezuela (parte I)

    Durante el decenio de los sesenta, en el pasado siglo, el descubrimiento de grandes yacimientos de gas en el Mar del Norte, se tradujo en un aumento considerable de los ingresos de los Países Bajos. El florín se apreció, aumentando su tasa de cambio frente a otras divisas. El que la moneda nacional se aprecie se tradujo también en una pérdida de competitividad de las exportaciones no relacionadas con la energía fósil, de manera que el sector tradicional exportador (en Venezuela el sector petrolero) no deja posibilidades para el desarrollo de otros sectores de exportación.
    Enlace para descarga: Durante el decenio de los sesenta, en el pasado siglo, el descubrimiento de grandes yacimientos de gas en el Mar del Norte, se tradujo en un aumento considerable de los ingresos de los Países Bajos. El florín se apreció, aumentando su tasa de cambio frente a otras divisas. El que la moneda nacional se aprecie se tradujo también en una pérdida de competitividad de las exportaciones no relacionadas con la energía fósil, de manera que el sector tradicional exportador (en Venezuela el sector petrolero) no deja posibilidades para el desarrollo de otros sectores de exportación.

  • El costo de los recursos propios en Venezuela: ¿Cuánto se debe esperar ganar de una inversión?

    En este país llamado Venezuela donde reina la improvisación, la retórica, donde se formula y se evalúa proyectos toda vez que ya se ha tomado la decisión de ejecutarlos, se está acercando el momento en el cual las decisiones, que involucran recursos, serán evaluadas para asegurarse de que puedan crear valor y no dilapidarlo. Al margen de las consideraciones morales o éticas, toda acción tiene su costo: el sacrificio de otra opción, la que se supone la próxima mejor, pues: “no se puede estar en la misa y en la procesión a la vez”. El que tiene su patrimonio, su fondo de retiro, su pequeña empresa creemos debe también realizar un pequeño esfuerzo para conocer cuánto se debe esperar del buen uso de ese patrimonio, de ese fondo. Aquí pretendemos iniciar la reflexión para tratar de llegar, con nuestro esfuerzo, a una compresión fácil de un tema complejo. Este documento sólo tiene propósitos didácticos, de reflexión, de ayuda, no debe utilizarse con otros fines. En él falta describir la metodología aplicada y su validación, como el crédito y reconocimiento a otros autores tomados como referencia en este trabajo. Al final, un valor alrededor de 17,11 %, es el mínimo que debe exigir después del pago de impuestos, en retorno sobre la inversión, considerando en el flujo de efectivo neto las incidencias cambiarias e inflacionarias, que usted anticipe. La inflación es una variable que afecta de manera diferente cada proyecto o negocio, por ello es mejor formular escenarios sobre flujo de ingresos y el de egresos, considerando diferentes estados de la inflación. Adicionalmente, recordemos que los ingresos y los costos, usualmente no son afectados de igual manera por las alzas de precios.

  • PIB, socialismo del siglo XXI, capitalismo y mercado en Venezuela

    Al fin los resultados económicos del primer trimestre de la economía venezolana. Según el Banco Central de Venezuela el crecimiento económico alcanzó el 0,3%. Se valida así en estos primeros meses una situación recesiva más que inflacionaria, en todo caso de estancamiento con inflación.

    Lo que ocurre en Venezuela no se le puede atribuir a alguna variable externa, a otro país, a otra causalidad: es responsabilidad de los gobiernos de turno que han manejado al país, tampoco parece ser que un Gobierno deje buena o mala herencia al siguiente, porque cada uno de ellos ha tenido todos los recursos que se pueda imaginar: por una parte, han controlado la principal fuente productiva y de exportación y por otra, casi todos los hilos del poder.

    En este enlace puede descargar el documento completo:
    http://www.franciscocontreras.com.ve/Archivos/PIB_merc_soc_cap.pdf

  • El FMI nos ubica en el fondo

    Una importante noticia económica es la aparecida en el documento del Fondo Monetario Internacional “Perspectivas Económicas: Las Américas lidiando con la crisis” (http://www.imf.org/external/spanish/pubs/ft/reo/2008/whd/wreo1008s.pdf) predice un 35% de inflación para este año en Venezuela.

  • Cultura Gerencial, Retórica y Poder en Venezuela

    Durante los últimos diez años no sólo a nivel político se ha presenciado cambios importantes en el comportamiento del venezolano, es bien evidente como la polarización se ha enraizado en el modo de vida, con sólo escuchar a cualquier persona se nota el cambio. Hace unos treinta años únicamente en ambientes de taberna se manejaba un lenguaje carcelario, hoy es común ver desde niños, jóvenes, adultos y ancianos utilizando una jerga donde predominan improperios e insultos, resulta imposible sostener una discusión entre adversarios sin alguna ofensa.