La estupidez macroeconómica y el sector avícola venezolano

Estos tiempos de dominio mediático y de falta de consciencia sobre la trama de la rapidez de los ajustes de las variables macroeconómicas y de su impacto real sobre los procesos microeconómicos de producción son reflejos de la estupidez humana de estos momentos, en los cuales lo obvio para resolver los problemas se deja de lado y se propaga en la disciplina de la economía.

La irresponsabilidad en el manejo de la creación de dinero por parte de las autoridades monetarias tiene impacto instantáneo sobre las tasas de canje del dólar y, en el horizonte semanal de la toma de decisiones en la producción del sector avícola, sobre las estructuras de costos y precios de manera asimétrica e incierta. Todo esto ocurre dando lugar a pérdidas o ganancias en el sector, al margen de si los procesos de producción conducidos por los emprendedores se hacen con eficiencia económica.

El problema que esperamos comprender es saber cómo la interacción espontánea de un conjunto de unidades de producción, donde cada una posee fragmentos de información distorsionada, produce una situación en la que los precios y los costos dejan de servir como buena guía para que las familias y los emprendedores tengan el debido sosiego y decidir correctamente.  

Es el resultado de la fundamentación para sostenerse en el poder o para aspirar a serlo, con base en la emisión irresponsable de dinero y de la asfixia regulatoria. La experiencia muestra que tal cosa sucede y la observación de los hechos valida como las retribuciones de quienes participan en la producción se distorsionan de manera arbitraria sin conexión con el esfuerzo por hacer las cosas bien.

Uno no puede más que sorprenderse como lo mediático  en economía puede dar lugar a opiniones intencionadas, sin fundamentación y alineadas con lo que la gente desea escuchar y provocar comportamientos cuyas acciones masivas les dejan con la satisfacción de la profecía autocumplida, pero con un enorme costo social e individual.

Hemos formulado índices de precios y costos del sector, de las tasas de canje del $ USD, de la emisión irresponsable de dinero y de la asfixia regulatoria para evitar la posibilidad de correlaciones espurias, de una relación casual y no causal de las variables consideradas o que simplemente que sean tantas las variables de incidencia o de significación contextual que hagan superfluas o no refutables nuestras hipótesis.



Categorías:Política, Prospectiva y Previsión, Venezuela

Etiquetas:, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: