Clase media venezolana y su vía crucis

La clase media inició su calvario hacia el Gólgota hace tiempo, podemos ubicar su inicio durante el primer gobierno del Doctor Rafael Caldera, a partir de allí le llegó la hora de ir enfrentando el más poderoso enemigo de un clase media: la inflación, con sus alzas y sus bajas ese fenómeno se hizo endémico, hasta alcanzar el nivel de deterioro de una inflación galopante: más de 30 años promediando una inflación de dos dígitos, tres últimos años con unos niveles cercanos a 100% de inflación anual, 575 % de pérdida de poder adquisitivo en 12 meses a nivel de canasta básica a abril de 2016, con una proyección de 780%, todo permanece a oscuras en medio de un férreo control de precios que no funciona, que diluye parte del encarecimiento en escasez atroz: búsqueda de lo que no se encuentra, tiempo muerto en colas, riesgo de seguridad para al final tener muchas angustias, ansiedad, postración, desesperanza y pocos bienes.

Hemos presentado a lo largo de estos dos últimos años un conjunto de escritos relacionados con el tema:

Hay un toque de queda informal y efectivo, hemos cambiado desde la hora de llegada a casa hasta el horario de trabajo, la rutina de cumplimiento de los oficios religiosos ya no es la misma, las iglesias en muchas ciudades no ofrecen servicios después de las 5 pm.

El gobierno ha sido eficaz en la administración de la inseguridad, está arreciando la represión a extremos jamás vistos en Venezuela. Ni la sagrada de Gómez, ni la Seguridad Nacional, tuvieron el desenfreno en las agresiones físicas y psicológicas. No suficiente con el desastre, cunde por todas partes el pillaje, la inseguridad y saqueos, donde confluyen la delincuencia común y la organizada.

La clase media ha sido despojada de los recursos materiales e intangibles que le caracterizan como tal. Su vida ha cargado con todo el peso de la arbitrariedad del socialismo. No tiene acceso a mercados populares, ha sido expulsada de sus espacios naturales de compra, no puede evadir el pago de tributos y de los servicios públicos. La clase media paga rigurosamente un mal servicio eléctrico a pesar de la precariedad e intermitencia de los mismos y de los daños que causa el mal servicio en el equipamiento del hogar y de las empresas

La clase media venezolana fue decisiva en la llegada electoral de sus verdugos al poder: Chávez y el socialismo del siglo XXI. Y luego, la guinda que le faltaba a la torta, para completar su suicidio, fue la abstención en elecciones legislativas del 2005 que le regaló todo el poder absoluto al gobierno.

Hay que alertar que sin organización, sin resistencia pacífica activa, sin proyecto de país, ni plan de reformas institucionales, la anarquía la terminará de extinguir.

Los grandes movimientos de resistencia pacífica activa jamás promovieron, ni justificaron la barbarie, sus luchas fueron por el rescate de la civilidad, no del bochinche y la anarquía, se desconoce históricamente algún sitio donde el vandalismo haya concluido en un resultado feliz. Una movilización auténtica tiene por propósito el rescate del estado de derecho, de las instituciones, no su negación.

Por lo menos hay que tener algo de sensatez en lo que se hace, no sea que se colabore con el régimen sin quererlo. Por ejemplo, hay que divulgar solo aquello de fuente comprobada.



Categorías:Política

Etiquetas:, , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: