El desorden monetario y la economía bajo sospecha: el origen monetario de la hiperinflación

Definiciones de las categorías monetarias a utilizar

  • Base monetaria (BM): es la suma del dinero legal en manos del público (billetes y monedas) y las reservas bancarias que el sistema financiero mantiene en el Banco Central. El control de la base monetaria es responsabilidad del Banco Central de Venezuela, como también lo son: el manejo de la estabilidad del poder adquisitivo interno (inflación) y el ajuste de pagos internacionales (tasa de cambio), la regulación y control de la oferta monetaria comienza con ella. En Venezuela, la base monetaria está conformada por las monedas y billetes en circulación, más los depósitos que mantiene el sistema bancario en el ente emisor y los denominados depósitos especiales del público. A su vez, se considera como “el público” a todos los tenedores de activos financieros en moneda nacional, residentes o no, excepto: el BCV, el sistema bancario, el Gobierno Central, Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA), el Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela (BANDES) y el Fondo de Protección Social de los Depósitos Bancarios (tomado del “Boletín Económico Informativo del Banco Central de Venezuela”, Julio-Agosto 2011, BCVOZ, Año 2015) [1]
  • Liquidez monetaria (LM): es la oferta monetaria, es la suma del dinero legal en poder del público más los depósitos del público en los bancos comerciales. Los medios de pago son el resultado de las interacciones del banco central, los bancos y el público. Ellos determinan la cuantía de la oferta monetaria a través de la base monetaria, el encaje legal y el cociente entre el efectivo y los depósitos. La cantidad de dinero de que dispone una economía depende, en primer instancia, de la emisión de billetes y monedas, por parte del banco central, cuanto más dinero ponga en circulación  mayor será la oferta monetaria. En segunda instancia, de la proporción de efectivo en relación con los depósitos, que retiene la gente según sus costumbres, del costo de mantener efectivo, de la facilidad para conseguirlo y de los dispensadores de dinero. Por último también es influida por el encaje legal que disponga el banco central como exigencia a los bancos comerciales.

Responsabilidades gubernamentales en materia monetaria y cambiaria, según algunos artículos de la Ley del Banco Central de Venezuela [2]

Artículo 5. El objetivo fundamental del Banco Central de Venezuela es lograr la estabilidad de precios y preservar el valor de la moneda. El Banco Central de Venezuela contribuirá al desarrollo armónico de la economía nacional, atendiendo a los fundamentos del régimen socioeconómico de la República.

Artículo 7. Para el adecuado cumplimiento de su objetivo, el Banco Central de Venezuela tendrá a su cargo las siguientes funciones:

  1. Formular y ejecutar la política monetaria.
  2. Participar en el diseño y ejecutar la política cambiaria.
  3. Regular el crédito y las tasas de interés del sistema financiero.
  4. Regular la moneda y promover la adecuada liquidez del sistema financiero.
  5. Centralizar y administrar las reservas monetarias internacionales de la República.
  6. Participar en el mercado de divisas y ejercer la vigilancia y regulación del mismo, en los términos en que convenga con el Ejecutivo Nacional.
  7. Velar por el correcto funcionamiento del sistema de pagos del país y establecer sus normas de operación.
  8. Ejercer, con carácter exclusivo, la facultad de emitir especies monetarias.
  9. Asesorar a los poderes públicos nacionales en materia de su competencia.
  10. Ejercer los derechos y asumir las obligaciones de la República en el Fondo Monetario Internacional, según lo previsto en los acuerdos correspondientes y en la ley.
  11. Participar, regular y efectuar operaciones en el mercado del oro.
  12. Compilar y publicar las principales estadísticas económicas, monetarias, financieras, cambiarias, de precios y balanza de pagos.
  13. Efectuar las demás operaciones y servicios propios de la banca central, de acuerdo con la ley.

Artículo 89. El Banco Central de Venezuela y el Ejecutivo Nacional actuarán coordinadamente con el fin de promover y defender la estabilidad económica del país, evitar la vulnerabilidad de la economía y velar por la estabilidad monetaria y de precios, para asegurar el bienestar social y el desarrollo humano, consistente con las metas trazadas en el contexto de la política económica y en particular con las líneas generales del plan de desarrollo económico y social de la nación.
La coordinación macroeconómica entre el Banco Central de Venezuela y el Ejecutivo Nacional se regulará según lo previsto en la presente Ley, en las disposiciones que señalen otras normas y en las que se establezcan en materia de coordinación macroeconómica.

La evidencia y los resultados

Se presentan tablas con información estadística cuya fuente es el Banco Central de Venezuela, con el propósito de identificar la inconsistencia en materia de política monetaria, al observar como la base monetaria aumenta mientras las reservas internacionales netas caen. Con un país cuya actividad económica depende de las importaciones, generar medios de pagos cuando las reservas internacionales caen, es crear condiciones para el surgimiento de la inflación: la gente posee más medios de pagos, pero en los mercados hay menos bienes y servicios para comprar. Es el drama de un país rentístico, cuyo poder de compra externo depende cada vez más del volátil y decadente negocio petrolero. Por supuesto, a la vista del público es difusa la relación entre las atribuciones y obligaciones legales del Banco Central en la emisión y control de billetes y monedas y, a través de ellas, sobre la estabilidad del poder adquisitivo interno (inflación) y del externo (tasa de cambio). Es la fortaleza del populismo (su anti fragilidad), pues permite financiar el déficit fiscal emitiendo billetes y monedas y, eludir la responsabilidad en el mal público de mayor data de existencia en el país la inflación: son más de 30 años con carácter “galopante (dos dígitos)” y tres recientes continuos con un deterioro superior a 100 % por año. Si la ley obliga a mantener unos objetivos, a cumplir con funciones y otorga los medios para hacerlo, la desviación del mandato deja en claro la responsabilidad de los órganos de gobierno en las consecuencias: hiperinflación, escasez y racionamiento.

Base Monetaria, Reservas Internacionales Netas y Liquidez Monetaria

Gráfico: Base Monetaria, Reservas Internacionales Netas y Liquidez Monetaria

Variación de la Base Monetaria, de las Reservas Internacionales Netas y de la Liquidez Monetaria

Gráfico de las variaciones en % de la Base Monetaria y de la Liquidez Monetaria


[1] http://www.bcv.org.ve/Upload/Publicaciones/bcvozecon042011.pdf

[2] http://www.bcv.org.ve/c3/refleybcv.asp

Anuncios


Categorías:Análisis de Entorno

Etiquetas:, , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: