Gobernanza empresarial en pequeñas y medianas empresas de países con fragilidad institucional (primera parte)

Hacia una gobernanza antifrágil de las pequeñas y medianas empresas

En la gestión de Pequeñas y Medianas Empresas en Venezuela, hemos podido identificar como un componente del éxito en pequeñas y medianas empresas lo que actualmente se denomina con la expresión “Gobernanza”[1].

El análisis se circunscribe en empresas cuyo entorno responde parcialmente a una subordinación jerárquica entre propietarios, junta directiva, cuadros gerenciales, empleados y trabajadores. Nos referiremos a casos cuya gestión se manifiesta como una relación compleja entre individualidades, grupos y entidades (públicas o privadas) que poseen urgencia de acción, poder e influencia en las mismas. En relación con la actuación empresarial se dará importancia a su integración en la red público-privado-civil con un sentido local-nacional-global.

Este marco analítico condiciona la sostenibilidad competitiva a la existencia de una estructura organizativa interna que pueda ser capaz de lograr armonía entre las partes interesadas con mayor influencia y urgencia en la toma de decisiones y su ejecución. También es un tema ético y moral decisivo para el futuro de las empresas de países con fragilidad institucional, déficits de ciudadanía y sujetos a un marco regulatorio intenso y asfixiante.

Es vital para las organizaciones asumir la trama del poder de manera transparente y funcional para lograr que los intereses de las partes involucradas [2] y los de la organización alcancen un nivel de armonía de forma que promuevan la sostenibilidad de la empresa en el tiempo.

Las PYMES y la asfixia regulatoria en países con debilidad institucional.

La asfixia regulatoria se caracteriza por la existencia de regulaciones públicas, en un contexto de ejercicio de poder discrecional y de apropiación de información privilegiada que alejan a las organizaciones de su razón social. En la medida que este signo se hace presente asumimos que el país sufre debilidad institucional. La administración de la justicia deja de estar sujeta a la razón jurídica y pasa a ser un asunto de imposición por la fuerza a través del sometimiento de los poderes públicos. El costo en gobernanza de este modelo puede ser alto: los extractores de renta pueden terminar como los verdaderos regentes del poder. Un eficiente sistema de asfixia regulatoria deja al ciudadano, de manera inevitable, al margen de la ley pues prácticamente todo está sujeto a normas ambiguas, contradictorias y de difícil cumplimiento. El excesivo intervencionismo en la economía perpetúa los sesgos anti productivos, un igualitarismo más allá de los principios de justicia y equidad social impide retribuir en valor a quien lo agrega con su trabajo, valor que es apropiado por quienes se aprovechan de la norma con el menor esfuerzo posible. Los buenos trabajadores, empleados, aliados, familiares y funcionarios tienen que cargar con el peso del trabajo que no hacen los aprovechadores de oficio, los “extractores de renta”. Es una cultura que se extiende por contagio en forma tal que las partes interesadas con poder e influencia pueden asumir un comportamiento estratégico en su favor no alineado con los de la organización ni con los de la sociedad, en ese momento la demolición institucional se transforma en la ruina moral de un país. La inversión en valores y principios es clave en el fortalecimiento de las pequeñas y medianas empresas frente a la adversidad.

Las decisiones rutinarias y no rutinarias de una organización y el análisis de impacto regulatorio

Las regulaciones gubernamentales pueden tienen efectos sobre:

  • Los precios, la competencia y las barreras de entrada y salida del mercado.
  • La salud, la seguridad, el medio ambiente y la cohesión social.
  • Los gastos de gestión de las regulaciones mediante las cuales los gobiernos se hacen de información e intervienen en las decisiones económicas..

Las empresas en sus actividades toman decisiones rutinarias y no rutinarias. Las rutinarias son las que se efectúan de manera recurrente y son susceptibles de medición en su desempeño mediante la recolección cíclica de indicadores, por ejemplo, el período de cobro, de pagos a proveedores, de producción mensual, …, las no rutinarias son las que tienen lugar ante eventos críticos de entorno o como resultado de una decisión estratégica y exigen una respuesta de la organización, por ejemplo, la decisión de comprar en el país o importar luego de una regulación gubernamental, la de acometer o no un proyecto único y no repetitivo. El control de gestión de las decisiones rutinarias se efectúa a través de indicadores de eficiencia, eficacia y efectividad con tomas periódicas. El control de las decisiones no rutinarias, se efectúa a través de indicadores de ejecución temporal y de ejecución presupuestaria.

El análisis de impacto se refiere al establecimiento de pautas para la evaluación de las decisiones rutinarias y no rutinarias de la organización, en términos de efectos secundarios y colaterales, de costos-beneficios y de costos de transacción, sujetas a un marco regulatorio gubernamental. Abarca los derivados del cumplimiento de las regulaciones y aquellos que inciden en la manera como las partes interesadas podrían modificar su comportamiento ante la norma.

Enlace para descarga de la actualización del tema:

Gobernanza en PYMES de países institucionalmente frágiles


[1] Brito, Morelba. Gobernanza empresarial: Ética, Responsabilidad Social y Rentabilidad en la «Era Pos-Enrom»Revista Venezolana de Gerencia [en linea] 2007, 12 (Abril-Junio) : [Fecha de consulta: 13 de noviembre de 2014] Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=29014472003, ISSN 1315-9984

[2] Grupos de interés o partes interesadas (stakeholders). Se refiere a los grupos que tienen influencia, urgencia, poder, o legitimación y sus actuaciones  pueden tener efectos sobre la organización.

Entre ilusiones y relatos

El dinero inorgánico, la inflación, el estancamiento como problemas institucionales de Venezuela

Detrás de todo está lo institucional.

Trataremos sobre el llamado dinero inorgánico y del cómo algunos expertos teniendo argumentos, en la hipótesis de la incidencia del déficit financiado con emisión monetaria sobre la inflación, no tienen razón en la causa profunda del problema en Venezuela, pues la fuente de todos los males es de orden institucional, incluida la propia emisión inorgánica. La razón del surgimiento está en la capacidad de las autoridades monetarias y fiscales del país, para recurrir a la emisión inorgánica de dinero o su equivalente de destrucción de su naturaleza orgánica, por asfixia del aparato productivo o por desviación de recursos productivos hacia actividades estériles en los mercados negros.

La inflación en Venezuela tiene una correa de transmisión monetaria derivada de la  destrucción del aparato productivo y de los alicientes creados para no producir, ni trabajar. Es esa debilidad causada por la mala política pública la cual da más poder al estado para subyugar a la gente mediante asfixia regulatoria y el poder de distribución de alimentos y medicinas, de esta forma, el poder absoluto se transforma en una suerte de extorsión social: si no estás conmigo no comes, ni tendrás medicinas para sanarte, ni vivienda que te cobije.

El trabajo lo validaré con información estadística (la primera parte) y con hechos reales sometidos a razonamiento lógico (segunda parte).

De manera gráfica se puede observar tanto en el lapso 2008 al 2016, como en el lapso 2013-2016 (gobierno del Presidente Nicolás Maduro M), que hay una fuerte correlación entre la emisión de monedas y billetes como a nivel de liquidez monetaria en relación con el índice nacional de precios a nivel del consumidor (INPC). La emisión de monedas y billetes es el componente primario de los medios de pago de la gente, porque hay un componente secundario en forma de cuentas corrientes, los depósitos de ahorro a corto y largo plazo más las cédulas hipotecarias; por lo tanto, cuando se habla de emisión de dinero lo correcto es referirse a las monedas y billetes puestos en circulación por el Banco Central de Venezuela y cuando se habla de capacidad de pago lo adecuado es referirse a la liquidez.

Hay una evolución interesante en esas relaciones entre el dinero y el INPC, hay una aceleración mayor de la inflación en comparación con las monedas y billetes en circulación y con la liquidez, lo que podríamos interpretar como que el dinero está cambiando de manos a mayor velocidad, con lo cual el impacto de cada emisión de moneda y billetes es mayor. Esa aceleración guarda relación con la parálisis y caída de la producción nacional y por la baja de la capacidad para importar, a lo cual se añade la insuficiencia de generación eléctrica del país. Estos eventos tienen una expresión y secuencia causa efecto monetaria y un origen en la debilidad institucional de Venezuela que facilita esos comportamientos perversos y una mala política pública.

Gráficos sobre el comportamiento de la oferta monetaria y la inflación.

Lapso 2008-2015.GRAF_SL_Total

Lapso 2013-2016.

GRAF_SC_Total

Correlaciones.

2008-2016CORR_SL

2013-2016

CORR_SC

El mecanismo de transmisión institucional – monetario – estanflacionario.

Dos opciones  son las que existen para romper la cadena de transmisión monetaria de la inflación, se puede controlar mediante la supresión de la emisión de monedas y billetes o por la adopción como medio de pago nacional una divisa extranjera, en el caso de Venezuela sería el dólar norteamericano, es EEUU nuestro primer socio comercial, estamos en su zona de influencia y es el medio internacional de pagos por excelencia. Las dos opciones serían inútiles si no se establece una política de equilibrio fiscal o de financiamiento de déficit con deuda externa.

El problema de esas soluciones, sin fortalecimiento institucional, es que la mala política pública tendrá ahora una menor incidencia inflacionaria pero un mayor impacto recesivo, la desviación de los recursos productivos desde las actividades productivas hacia la aplicación en forma de gastos no productivos, se traduce simultáneamente en una caída de la producción con una reducción de la oferta monetaria, a nivel real de la economía se reduce la demanda pero en mayor proporción la oferta de bienes y servicios, ahora la inflación es menor pero con un mayor impacto sobre la desocupación.

Secinorg


Archivo de audio.

Ir a descargar

Notas de apoyo estadístico y documental

La tabla siguiente muestra la serie temporal mensual de las siguientes variables: Monedas y Billetes  en Circulación en Venezuela en miles de millones (M y B), Liquidez Monetaria en miles de millones (LM). Fuente Banco Central de Venezuela.

Índice nacional de precios al consumidor (INPC), estimados a partir del empalme de los índices de precios de diferente base, cuya fuente original es el Banco Central de Venezuela. Los tres últimos meses se ajustaron según la variación del valor de la canasta básica del (CENDA)

Tabla_Inorga