Frente al populismo socialista autoritario: de la dilapidación a la innovación frugal

Innovación frugal

Venezuela y el mundo

Venezuela en un sentido amplio, tuvo hasta el presente, más de un siglo disfrutando de un boom económico que ha significado poseer un recurso estratégico como lo es el petróleo. Esos tiempos no volverán, tampoco en caso de recuperación de los precios del petróleo, pues la crisis que sufre el país es estructural y anterior al derrumbamiento del mercado petrolero. No será posible una existencia donde lo que falta se puede importar. La adquisición de los bienes y servicios de consumo final, materias primas e insumos, partes y piezas para producir, de origen extranjero, no será algo fácil como extender una orden de compra para la importación; previamente habrá que generar las divisas para hacerlo.

La destrucción del capital social, cultural y moral del país y de su base productiva ha sido descomunal, hay que salir fuera de Venezuela para observar con asombro lo que allá es cotidiano, como algo insólito para nuestro entendimiento acá, nos hemos quedado rezagados. Fuera del país los productos que están dirigidos a mercados de bajo poder adquisitivo, existen, son diversos, cada vez con más atributos y menos costosos. Coloquialmente una frase corriente en Venezuela es: “lo que sube no baja, siempre los precios aumentan”, “cuándo será que el gobierno decretará un aumento de salarios”, está fuera de la comprensión que no es posible repartir lo que no se produce, hasta en el subconsciente de la gente está grabado que los ajustes de salarios sin contrapartida de mejora de productividad, constituyen una ilusión monetaria.

Los países exitosos son aquellos cuyos ciudadanos, organizaciones públicas y privadas y el gobierno, unifican criterios con base en la confianza. No hay forma de crear valor económico, social y político con luchas fratricidas bajo el supuesto del antagonismo entre clases sociales, entre lo público y lo privado, entre el gobierno, sus ciudadanos y sus opositores. En casi todos los lugares del mundo se ha comprendido que no se está solo y que solo se puede alcanzar éxito haciendo más eficiente el sistema, simplificando procesos de modo que haya una continua mejora y contrarrestar los efectos perversos, derivados de la proliferación de normas y controles.

La gente de nuestro país, de tanta retórica vacua y pereza intelectual, imbuida de tanto mágico realismo, asume como verdad lo que de manera fácil le viene a la memoria, sin conciencia de sí, ha puesto su libre albedrío en manos de rumores y de lo que los medios precian como importante. Las hipótesis no se validan con hechos y argumentos sino con el recurso de la falacia “argumentum ad verecundiam”, en otras palabras las cosas son tomadas como verdades solo cuando lo dice algún experto. Ha llegado el tiempo de reflexionar más, de hacerlo mejor, con menos recursos.

La innovación frugal

La superación de la pobreza en la India y en otros países asiáticos guarda relación con un enfoque llamado “Jugaad innovation” [1]. Es un enfoque centrado en la reducción de la complejidad y del costo de producción de un bien. Es la eliminación de características aparentemente esenciales de un producto, dados los cambios socioculturales de los consumidores, los nuevos desafíos ambientales y la calidad de vida. La frugalidad exige una conceptualización diferente de diseño y de ingeniería de los procesos. El nuevo paradigma tiene como atributos: el alargamiento de la durabilidad y de la perecibilidad del bien, la creación de canales de distribución no convencionales y la supresión de actividades que no crean valor. Estos servicios y productos no tienen que ser de calidad inferior, pero una de sus metas la presentación de bienes con precios accesibles a la mayoría.

Lo que vendrá va a exigir bienes y servicios más pertinentes en términos de uso, más baratos, más durables, menos perecederos, cuyos procesos sean cuidadosos en su impacto ambiental y en el uso de los recursos naturales. Se requiere un permanente seguimiento de los procesos, pues ellos dependiendo de las circunstancias pueden crear o destruir valor. La organización de ser posible logrará mayor estabilidad en la medida que pueda auto generar su componente importado mediante exportación parcial.

Los principios de la innovación frugal

Pueden resumirse en dos aspectos:

Buscar oportunidades en la adversidad: Trabajar con socios innovadores (desfragmentar), promover la ingeniosidad (hacer diferente y mejor), fortalecer la confianza (información), actuar con sentimiento y entusiasmo (civismo), desplegar el espíritu de equipo “team work”, pensar diferente y mejor (sinergia).

Hacer más con menos: Simplificar los procesos de creación para acercar demanda y oferta reduciendo costos de transacción (comunidad, proveedores y clientes), crear externalidades positivas (acercamientos y acuerdos entre consumidores, proveedores, comunidad y entorno que crean valor sin añadir costos)


[1] Innovación frugal es el proceso de reducción de la complejidad y del costo de un bien. Por lo general, esto se refiere a la eliminación de las características no sustanciales de un bien duradero. Es el diseño de productos de mayor durabilidad (eliminación de la obsolescencia programada), donde se utilizan canales de distribución no convencionales, que acercan la demanda y la oferta. http://www.frugal-innovation.com/research-summary/

 

Anuncios


Categorías:Prospectiva y Previsión

Etiquetas:, , , ,

1 respuesta

Trackbacks

  1. La barbarie populista, las emociones y la crisis de la democracia liberal – Prospectiva y Previsión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: