El difícil panorama petrolero de Venezuela en dos infografías

Emociones, impulsos y geodependencia

Una Venezuela inmersa en un discurso político signado por los impulsos de las emociones y las angustias de la crisis,  por factores coyunturales (en tiempo real) y estructurales (hacia el largo plazo), luce un futuro bien comprometido, donde la industria petrolera estará bajo la influencia de los intereses de China. Podría esperarse un escenario algo favorable que, de ser así, significaría un remozamiento organizacional, tecnológico y, más allá de todo, un aumento lento de la capacidad de producción y refinación petrolera. Claro sin muchas aspiraciones de que el país pueda disponer de una extracción renta petrolera para dilapidar en demagogia. Es el único signo de quiebre del populismo-iliberal venezolano.

La decadencia

El ciclo largo de bajos precios del petróleo

Publicado por Prospectiva y Previsión

A lo largo del quehacer de una persona se acumulan experiencias, que más allá del sentido y la visión que se tengan, son influidas por el contexto, hay un orden dentro del desorden y un desorden dentro del orden. Hay un guión que orienta y direcciona lo que cada quien espera en su horizonte temporal y existe un dispositivo de respuesta rápida que depende del contexto. Es así que se ha tratado de superponer dos ámbitos uno el ya presentado: el guión, y otro, con enlaces a veces estructurados y con secuencias lógicas, otras veces no. Con una aproximación de complejidad que persigue emular la sinapsis profesional de flexibilidad para la evaluación transversal de los temas sociales, económicos, organizacionales, políticos y filosóficos.

Deja un comentario Cancelar respuesta

Salir de la versión móvil