La importancia crucial de la microeconomía en el diseño de política pública

Las categorías del análisis de impacto regulatorio.

El diseño de políticas económicas enfrenta la complejidad no susceptible de reducción del comportamiento humano, el individuo enfrenta situaciones con una racionalidad no enteramente hedonista y no enteramente generosa, cuya acción puede ser un tanto moral como amoral. Más allá de esa complejidad, partimos del supuesto que el entorno puede incidir en la inclinación de la balanza del comportamiento humano hacia un lado o hacia otro, es el desafío sobre el cómo las regulaciones pueden favorecer la formación de buenos ciudadanos. [1]

La justificación de las regulaciones económicas se encuentra en los llamados fallos del mercado cuando dan lugar a la producción excesiva o deficiente de  bienes y servicios, pero las regulaciones no están exentas a su vez de efectos secundarios nocivos que pueden ser mayores que los fallos del mercado que pretenden corregir. Del mismo modo que el mercado sin controles da lugar a fallos, las regulaciones pueden acarrear males públicos. Esos males públicos son los derivados de los incentivos perversos, cuando no existe una alineación entre los resultados del comportamiento que se estimula y el propósito final de la norma, en términos de los intereses de la sociedad como conjunto. La extracción de rentas que ocasiona un incentivo perverso surge en presencia de asimetrías de información [2] y del poder discrecional.

El problema esencial de las regulaciones tiene su origen en la respuesta que dan los agentes que participan en el mercado, cuando la norma permite el aprovechamiento de las regulaciones de unos en detrimento de los demás, estamos en presencia de un mal público.  Un mal diseño de las regulaciones no solo tiene los efectos primarios al beneficiar a unos y perjudicar a los demás, tiene también otros impactos colaterales en forma de costos de transacción, pues genera erogaciones adicionales que no agregan valor a la producción de bienes y servicios.

Un análisis complementario puede ser realizado cuando una regulación otorga a un agente poder discrecional para decidir sobre la aplicación de la norma y permite la distracción de recursos en su favor, en cuya situación estamos en presencia de una extracción de rentas, es el tipo de poder discrecional que se hace presente con la intervención de políticos cuyos intereses ideológicos o económicos no están alineados con los de la sociedad.

Un trabajador en situación de inamovilidad laboral puede aprovecharse de su condición para no hacer nada o lo que le venga en gana pues sabe que no tiene riesgos de ser despedido. Una regulación, técnicamente imposible de cumplir, da lugar a la corrupción pues la persona se encuentra de manera inevitable al margen de la ley. La persona que recibe una ayuda justificada socialmente puede sentirse motivada para no realizar ningún esfuerzo para salir de su situación. Estos sucesos son los que caracterizan el riesgo moral el cual describe una situación por la que una persona modifica su conducta cuando ella no resulta la responsable total de las consecuencias de sus decisiones, dando lugar a destrucción de valor económico y social.

En el mar de fondo de los males públicos creados por un mal diseño de la política pública están:

  • Se pierde la motivación para contribuir con la creación de valor económico y social, tanto en lo individual como en las organizaciones, por el aprovechamiento fortuito de la norma.
  • Es la fuente del surgimiento de mercados negros y todas sus secuelas: escasez, racionamiento, violencia, colas y corrupción.
  • Erosiona la efectividad de la gobernanza de un país a la larga el gobierno puede convertirse en un estado fallido.
  • Es destructiva de la confianza y el empoderamiento social: la gente no cree en nadie y pierde su capacidad como buen ciudadano.
  • Da lugar a comportamientos tipo “aprovecha ahora que mañana ya es tarde”, teniendo como consecuencia la destrucción de bienes públicos por explotación hasta el agotamiento, es la llamada “tragedia de los comunes”.[3]
  • La promoción de contratos o acuerdos en las que una de las partes contratantes, está menos informada y no es capaz de distinguir la buena o mala calidad de lo ofrecido por la otra parte.
  • Ventajas a favor de quien posee poder discrecional cuando un individuo u organización dependen de su acción y de su condición moral, condiciones sobre los cuales no se tiene perfecta información, ni conocimiento preciso del alcance de sus atribuciones.

Enlace de audio sobre el tema:
Ir a descargar


Notas:

[1] Una buen libro para adentrarse en el tema de los incentivos es el siguiente: Samuel Bowles. «La economía moral». (https://itun.es/us/awhqcb.l)

[2] https://www.project-syndicate.org/commentary/asymmetries-of-information-and-economic-policy?version=spanish&barrier=true

[3] “La ruina es el destino hacia el cual corren todos los hombres, cada uno buscando su mejor provecho en un mundo que cree en la libertad de los recursos comunes. La libertad de los recursos comunes resulta la ruina para todos.“ Garrett Hardin  “The Tragedy of Commons» en Science, v. 162 (1968), pp. 1243-1248. http://www.ine.gob.mx/

https://www.uam.es/personal_pdi/ciencias/jonate/Eco_Rec/Intro/La_tragedia_de_los_comunes.pdf

 

Plan de Reformas Económicas e Institucionales para Venezuela – Cuarta parte

La inestabilidad microeconómica y las asimetrías de información.

La información asimétrica en la formulación de política económica surge cuando se permite que alguna de las partes que intervienen en una transacción o relación contractual, maneje un tipo de información que la otra parte no dispone, dando origen a la aparición de comportamientos oportunistas en relación con:

  • La toma de decisiones económicas en la formación de precios de los bienes y servicios.
  • El conflicto potencial entre quien administra la norma y quienes son sus sujetos de control.

El interés en el análisis de la información asimétrica se debe a la preocupación sobre el poder discrecional como fuente de perversión del bien común. Esta discrecionalidad es la que se encuentra en el origen de:

  • Los males públicos como la aparición de mercados negros.
  • La extracción de rentas oportunistas.
  • La corrupción.

Cuando la formulación de la política económica no anticipa esas posibilidades, surgen conflictos entre quienes compran y venden, entre los funcionarios que administran y toda la cadena burocrática que asegura la puesta en práctica de la norma, el resultado más visible de estas ineficiencias se manifiesta en precios más altos, escasez, desviación de recursos productivos hacia actividades que destruyen valor.
Los problemas surgen fundamentalmente como consecuencia de asimetrías de información entre los individuos cercanos al poder por filiación política o económica y el común de los ciudadanos excluidos por la aplicación sesgada de la norma.
Los que poseen aproximación, política o ideológica, cercana con el gobierno están mejor informados y tienen un canal de acceso más directo con los funcionarios. Esto les sitúa en una posición ventajosa con respecto al resto.

Las asimetrías de información originadas por un cambio preferencial para líneas de productos considerados esenciales.

PREI7

El tratamiento de los problemas de las asimetrías de información mediante el análisis previo de impacto regulatorio pretende eliminar los efectos de esta sobre el mercado mediante distintas medidas paliativas como son las siguientes:

  • El establecimiento de mecanismos de vigilancia y control a través de la actuación transversal de los poderes públicos con independencia, autonomía y legitimidad, que eviten conflictos de interés y abuso del poder discrecional por parte de los administradores de la norma.
  • La simplificación y la optimización de la norma a través de sistemas de incentivos adecuados diseñados en función del comportamiento anticipado de los agentes económicos, en concordancia con el análisis costo / beneficio de la administración de la norma.
  • El aseguramiento en la provisión de información perfecta sobre los mercados objetivo sin exclusión de ninguna naturaleza.

Las posibilidades de evitar los incentivos perversos derivados de controles de precios son inevitables, pues la única forma de cumplir con la condición de información perfecta o casi perfecta y de eliminación del poder discrecional es la sustitución del control de precios por un sistema de regulación a través del mercado.

Asimetrías de información por inexistencia e insuficiencia de información oficial.

Los problemas de las asimetrías de información en nuestro país son frecuentemente obviados en el diagnóstico de la profunda crisis institucional que vive el país, como también está ausente la evaluación de impacto de las extensas y variadas formas de regulaciones de la vida económica y social en el país. Se hace necesario el conocimiento de las secuencias e interrelaciones que surgen con motivo de esas debilidades institucionales.
Se requiere eliminar los efectos de esas perversiones sobre los mercados de bienes, servicios y de otras variables resultados mediante distintas medidas paliativas, que van desde el establecimiento de mecanismos no discrecionales de vigilancia y control hasta el diseño de sistemas de incentivos adecuados para garantizar una condición de información transparente, libre de la posibilidad de comportamientos oportunistas por parte de individualidades o grupos de interés.
Uno de los males públicos producto de la política económica en Venezuela es la presencia de información oficial sesgada y tendenciosa que propagan y multiplican otro de los males de los controles de las variables resultado: los mercados negros.

PREI8
Asimetría por información oficial insuficiente o inexistente

A los efectos directos de las asimetrías de información que dan lugar a sobreprecios en toda la cadena de valor de producción de bienes y servicios hay que añadir la esterilización de fondos que pudieron ser aplicados en la producción de bienes y servicios, los cuales se diluyen en los costos de transacción originados por la multitud de procesos y oficios que destruyen valor como lo son las cadenas informales que operan en los mercados negros.

¿Por qué es necesaria una adecuada evaluación microeconómica institucional?

Creemos que el momento no admite el tipo de ajustes parciales de naturaleza macroeconómica que se acompaña con un epistolario de buenas intenciones de acuerdos entre el Gobierno y gente que no representa a la mayoría de los venezolanos. De esa manera abonamos el camino de una mayor pobreza.
En una crisis de múltiples connotaciones, económicas, morales y políticas, con necesidades de crecimiento económico, de acumulación de capital, no se puede pensar en otra alternativa que recurrir al ahorro externo en forma de inversiones extranjeras y abaratando el crédito internacional. Ahora, no olvidemos que el capital necesita confianza y fluye hacia donde existe seguridad, estado de derecho, los cuales solo mejoran y se restituyen cuando:

  • Existen instituciones públicas autónomas, independientes y bien sustentadas democráticamente.
  • La política económica no da lugar a asimetrías de información, a incentivos perversos o abuso de poder discrecional.

De allí la importancia de la evaluación previa de impacto regulatorio para evitar los males públicos como corrupción y desviación de bienestar hacia individualidades o grupos, cuyos intereses no son los del país.
Definitivamente, los funcionarios públicos, comenzando por el presidente, deben actuar como servidores públicos, con el mínimo poder necesario para ejercer sus funciones, sin menosprecio al servicio de ornato, cuido y mantenimiento de la infraestructura pública. Los gerentes públicos son administradores transitorios de los recursos de la nación y no sus propietarios, son simplemente administradores temporales del erario.

Audio sobre el tema.

Ir a descargar

Venezuela 2016: el desafío de las reformas económicas

Sicad 2 1El gran temor.

El riesgo de desaprovechar la oportunidad para iniciar las profundas reformas institucionales que requiere una economía desahuciada, quizás en peor condición para el 2016.  Ha sido algo inesperado en Venezuela, las reformas tienen su punto de partida en el poder legislativo, los ajustes en el poder ejecutivo, casi siempre las iniciativas de gobierno enfrentan un poder legislativo que amordaza las reformas propuestas desde el ejecutivo, en este momento la situación es a la inversa.

Factores cruciales de entorno global.

  1. La reafirmación de los precios bajos de la energía fósil
    • El progreso técnico hace que la oferta de petróleo sea abundante en relación con la demanda.
    • El gran impulsor del precio de materias primas, entre ellas, el petróleo es China. Este país mantiene su decisión estratégica de reducir la dependencia de las exportaciones como palanca de crecimiento, su enfoque ahora es el de crecimiento impulsado por el mercado interno, en consecuencia no existe un contexto favorable de impulso de la demanda de petróleo.
    • La competitividad de las formas alternas de energía son un hecho, muy probablemente continúe esa progresión, este factor compromete la recuperación de los precios del petróleo.
    • El cambio climático y sus consecuencias hacen que el uso de energía fósil sea cada vez mas comprometido por la propia decisión de los principales consumidores de moderar su utilización.
  2. El encarecimiento del financiamiento internacional. La Reserva Federal de Estados Unidos tiene en su programa aumentar la tasa de interés (1/4 de un punto por trimestre).
  3. El enfoque de política económica, dominante en casi todo el mundo, es aquella que se fundamenta en la anticipación de los impactos de las regulaciones sobre el mercado. El manejo de la política de ajustes macroeconómicos esta sujeta al funcionamiento eficiente de los mercados, más que al uso del gasto público como impulsor o moderador de la demanda y del crecimiento.

Factores cruciales de entorno cercano.

  1. Existe una gran oportunidad para iniciar un proceso profundo de reformas institucionales y económicas que liberen a la economía venezolana de la asfixia regulatoria y de sus incentivos perversos.
  2. Se hace presente un escenario donde el agotamiento de la extracción ineficiente de renta petrolera sea sustituida por las derivadas de actividades del narcotráfico, en una cultura donde se privilegia la apropiación indebida de la renta petrolera, cuando esta se reduce, esos mismos agentes pueden migrar hacia otra forma de extracción de rentas: la del narcotráfico.
  3. En el debate sobre ajustes o reformas económicas, prevalece el enfoque de los ajustes, los medios intelectuales del país, centran gran parte de sus propuestas la de recuperación de los equilibrios macroeconómicos, como lo son la necesidad de unificación de la tasa de cambio, el equilibrio fiscal y solo como referencia la liberación de los mercados bajo controles y regulaciones.

Alternativa.

El mejor de los caminos para Venezuela es recurrir a los organismos internacionales para moderar la casi dependencia absoluta de importaciones en materia alimentaria y sanitaria e iniciar un proceso de reformas. La experiencia reciente nos indica que es posible lograrlo mediante reformas orientadas a la liberación de la capacidad productiva del país.

Las reformas necesarias ya las hemos planteado en variados escritos en este sitio, pero esas reformas necesitan el fortalecimiento institucional del país: poderes públicos autónomos, independientes, legítimos con transitoriedad y alternabilidad en el ejercicio del poder ejecutivo. Es la vía para desmantelar el flagelo social de la corrupción, ahora mas amenazante por su migración hacia a las actividades del narcotráfico.

La lucha contra la pobreza solo podrá ser real en la medida que se reduzca la fragilidad y la vulnerabilidad de la gran masa de pobres y de la gente cuya cultura, reforzada por los tantos años de demagogia populista e ideológica dominante en Venezuela, les ha condenado a la mendicidad. Dependerá el éxito y de las propias capacidades de los sectores pobres y marginados, en la promoción entre ellos de un desarrollo humano y sustentable.

Es necesario buscar opciones locales donde el liderazgo, la comunicación y la autogestión, sustituyan la estructura de control ideológico con base en dádivas desde el gobierno central.  Es la creación del capital social con una estructura más horizontal donde la participación de todos y cada uno de los individuos dentro su sistema son parte activa de la creación de riqueza. No es la extorsión social por parte de un Gobierno que compra conciencias y votos a cambio del reparto de bienes y servicios esenciales, donde la aceptación conduce a la incapacidad social y a la pobreza de quienes lo reciben.

El marco regulatorio debe asegurar políticas económicas que reduzcan cualquier posibilidad de aprovechamiento de las mismas por parte de los administradores y de cualquier grupo de interés, es decir estar libres de incentivos perversos. Es imperioso liberar la economía de mercado de modo que se reduzca la dependencia de cualquier forma de extracción de renta del petróleo o del narcotráfico.

El mal social de las regulaciones en Venezuela (Francisco J Contreras M)

Extracto      

Venezuela atraviesa por una crisis económica, política y social donde también afloran tópicos relacionados con los valores, la ética y el comportamiento de los actores sociales. Son temas en el campo de la economía que constituyen elementos cruciales de la política pública, dentro de lo institucional, por el importante rol que tienen los incentivos perversos derivados de las malas regulaciones. Nuestro argumento central es que cualquier política pública, sin la debida consideración del plano institucional y de la evaluación de impactos regulatorios, en lugar de resolver problemas, los agrava.

El impacto mayor de la inflación no solo es la erosión del poder adquisitivo.

El origen de los procesos inflacionarios se encuentra en la emisión de dinero inorgánico con el propósito de financiar el gasto fiscal cuando una economía no genera renta suficiente, esto ocurre en palabras coloquiales, cuando un gobierno demagogo que no ha hecho una buena gestión no quiere “arroparse hasta donde le llega la cobija” y desea distribuir lo que no posee y por ello al entrar en déficit, emite dinero inorgánico, insufla la demanda y se recrea el proceso inflacionario.

El problema no solo es solo monetario y de erosión del poder adquisitivo, es que tiene connotaciones microeconómicas porque la inflación disloca la formación de precios relativos. Cuando una organización hace una propuesta futura, bajo estabilidad económica y sin inflación, solo debe considerar los riesgos inherentes a sus factores propios y específicos como negocio. En esta condición la empresa está libre de costos de transacción por eventos fuera de control. Si existe inflación e inestabilidad económica, su cálculo económico se distorsiona, incurre en costos adicionales y su error de predicción está sujeto a la incertidumbre.

Por ejemplo, una cosa es ofrecer un menú para un evento festivo que tiene lugar en el futuro próximo (digamos tres meses), en condiciones de estabilidad, bajo las cuales se tiene un conocimiento relativamente preciso del costo y disponibilidad de los insumos y servicios necesarios, para presentar el menú a la fecha convenida. Y otra cosa es si se desconoce el costo y disponibilidad futura de los insumos bajo un contexto inflacionario.

Bajo inestabilidad económica, el error de predicción por incertidumbre da como resultado, al final al cierre la negociación, pérdidas o ganancias extraordinarias no relacionadas con la eficiencia y competitividad, con la consiguiente destrucción de valor social. Es el mal mayor estructural de la inflación, mucho mayor que la propia erosión monetaria por inflación.

Entre precios los controlados y el exceso de medios de pagos

Bajo inestabilidad económica (inflación, y volatilidad del tipo de cambio), los controles de precios y de asignación de divisas, generan rupturas en los procesos que reducen la flexibilidad de la oferta para responder a la demanda en expansión.

Por ejemplo, si se quiere producir mayonesa se necesita: yemas de huevo, azúcar, aceite, ácido acético, agua suavizada, cloruro de sodio, especias y ácido cítrico, basta que falte algún componente para que: primero, se rompa el ciclo de producción y baje la oferta, y segundo, se tenga que absorber los costos laborales, gastos financieros y otros, además de mantener los precios. A la larga en propio Gobierno aceptará el ajuste, con una destrucción de valor social que se paga con mayor escasez o con mas inflación.

Como hay medios de pago en abundancia, la gente tiene como comprar pero no encuentra lo que necesita, y solo unos pocos privilegiados pueden tener acceso a ese mercado controlado, esos pocos privilegiados tienen todas las oportunidades para lucrar a partir de los productos comprados. Cuando la escasez pone en riesgo la alimentación de la gente, no hay punición, ni castigo que impida comprar y vender en ese mercado negro a un precio cuyo limite es el de la liquidez en poder del público.

Cabe preguntarse ante este escenario: ¿Estar primero en una cola, es un evento al azar?, ¿Existe información privilegiada y financiamiento para ejecutar una compra del tamaño de la que se ve, entre quienes revenden bienes?, ¿Cómo estar de primero siempre?, ¿De dónde surge el dinero necesario para realizar grandes transacciones?, ¿Podrá un humilde buhonero despectivamente llamado “bachaquero” disponer de esa información y de esos recursos de financiamiento por si solo?.

Los incentivos perversos y la corrupción

Toda regulación implica gastos que no agregan valor y otorga poder discrecional a quienes son encargados de administrar la reglamentación. La corrupción se hace posible a partir del momento en que existe una norma, un administrador de la norma y un administrado cuyos resultados económicos dependen del administrador de la norma. Toda delegación de poder abre la puerta a la legitimación de abusos. En la medida que un funcionario puede ocultar su comportamiento ilegal, surge el incentivo para sacrificar el interés público por el suyo propio.

La corrupción se facilita en la medida que: primero, los funcionarios públicos tengan un bajo nivel de remuneraciones, falta de competencias para ejercer sus funciones y su ingreso sea producto de tráfico de influencias, segundo, las sanciones sean de difícil aplicación, sujetas también a la discrecionalidad e insuficientemente punitivas, tercero, haya ausencia de mecanismos de auditoría no discrecionales.

Todo ese contexto en Venezuela con regulaciones y procedimientos diversos y numerosos sin contar con los recursos suficientes para administrar las reglas, con pocos funcionarios mal pagados y sin competencias para realizar su tarea, está en el origen del caos económico del país. El fenómeno se reproduce y multiplica cuando existe perpetuación en el poder de los mismos gobernantes y cuando hay ausencia de contra poderes, porque el clientelismo político toma el lugar del análisis de impacto regulatorio y de la economía en el diseño de políticas económicas.

La banalización de la corrupción y las coartadas morales

Cometer infracciones de transito en Venezuela es una cultura, la violación de la norma es en cierto modo justificada con todo tipo de argumento, hay una frase muy escuchada, cuando alguien espera la luz verde para avanzar y existe posibilidad de que el conductor avance con poca probabilidad de accidente con otros vehículos con derecho de paso en la vía transversal, el conductor que le sigue grita: “Tu como que crees que estás en Suiza”. Esta cultura de aceptación moral impregna toda la sociedad, es fácil decir: “dile de una vez al funcionario cuánto quiere”. En el mundo de las ilegalidades que alguien sea honesto ciudadano, es ser tomado como un perfecto idiota.

Cuando la impunidad hace que los hechos de corrupción dejen de ser puntuales y se institucionalicen, los efectos son tremendamente destructivos del capital moral de una sociedad, puede haber mas riesgos cuando se asume un comportamiento cívico, que cuando se actúa violando la ley, por ejemplo, la banalización puede justificar que sea preferible pagar al funcionario de tránsito un soborno, que decirle que sancione y cumpla la ley, aun cuando la sanción sea menos onerosa que el soborno, porque el infractor sabe que el funcionario tiene poder discrecional para infringir una pérdida superior a la sanción.

Precaria o inexistente análisis de impacto regulatorio en el diseño de políticas públicas

Por razones ideológicas, políticas y culturales e ignorancia de aspectos básicos de la economía, en la formulación de leyes, reglamentos, ordenanzas y normas, en Venezuela, no solo se crean condiciones para la propagación de la corrupción, sino que en muchas ocasiones no existe posibilidad de sostener una actividad económica o iniciar un emprendimiento sino es al margen de la ley.

A título de ejemplo, en el país hay ordenanzas municipales que de ser cumplidas impedirían actividades relacionadas con las operaciones logísticas. Así, en la Alcaldía de Guacara del Estado Carabobo, según gaceta municipal del 30 de diciembre de 2014 (número extraordinario), la ordenanza de impuesto sobre actividades económicas de industria, comercio, servicios o de índole similar, aumentó la alícuota de patente desde 1,06% a 11,06%, es decir 953% en una año, sin considerar todas las otras leyes de impacto económico sobre las empresas que harían imposible operar sino bajo situación inevitable de pérdida financiera.

El contrabando como resultado de mala praxis de política pública

Actualmente en Venezuela se ha desatado un mal social propio de economías intensamente reguladas de manera indiscriminada, es el contrabando. Este mal tiene su origen cuando en el precio de un bien, susceptible de comercio internacional, hay una gran diferencia entre su valor y el precio regulado en el mercado.

Esa diferencia, es la que hace atractivo el delito, ya que el margen resulta tan grande que supera ampliamente el costo de delinquir, la situación que se hace mas crítica, en la medida que las autoridades crean regulaciones adicionales, para controlar la efectividad de las regulaciones previas, acentuando el mal social del contrabando, puesto que, con cada regulación el margen o diferencial de precios se hace mayor.

El mal se agrava cuando de manera equivocada se atribuye a otras causas, por razones políticas e ideológicas interesadas, soslayando al conocimiento económico, que hoy en día, en cualquier país socialista o capitalista, es la condición necesaria que precede cualquier política económica, lo que se denomina la acción pública a través del mercado: el análisis de impacto regulatorio.

Sostenemos que esa mala praxis de política económica es interesada, porque refuerza la perpetuación en el poder de los gobernantes de turno. Ese comportamiento interesado solo tiene lugar en países con una débil institucionalidad y con poderes públicos sin autonomía e independencia mutua.