Extravíos de los callejones


Extravíos de los callejones

Hermosa ida de tu tarde, quedé en sombras, soñé entre nubes, te pensé como luna de mi mejor alucinación, de la caída de un esplendoroso día. De a ratos, libro en mano, quizás algo despierto, en los extravíos de los callejones, tras las puertas de las medinas, como delirio me quedé contigo.

Luna de macadamia

I

Hacia los cerros
de mis siempre,
penitentes de tu amor,
la moradora del azul
en celajes,
desde abajo,
vistió su esplendor.

II

Te veo entre las sombras,
de las palmas de tu casa,
inexistencia de mí en ti,
en tarde de luz inmensa
me llegas,
regalo de mis ilusiones.

III

Te me fuiste,
mi fugaz,
qué podrás hacer
si un día te encuentro.
¿Quieres una cita?
¿En Tánger o Tetuán?
¿Te espero en Moulay El Mehdi?
Sería de bello pasear,
“Tiempos entre costuras”,
en el sitio mismo,
con Sira Quiroga,
ella,
quien
amó demasiado.

IV

Ventanal al mar,
de blanco,
cabello trenzado,
como si fuera Toledo,
entre cúmulos y miradas,
estás como eternamente,
infinita en un sentir,
donde lo mejor de un verso,
ni de pasión escapa,
a la quimera,
menos de tus sentimientos.

V

Desde fuera
las palmas del valle
llegan a tu sitio
con verde saludo de la esperanza.

VI

Hola,
Magnolia,
Duraznillo,
Caléndula,
Madreperla,
flor que quieras
hoy te he pensado y,
ayer también,
como siempre,
hacia donde imagino estás,
me pleno de todo lo tuyo,
los versos quieren colarse
en tus colores,
solo con letras
pueden
llegar donde quiero.
feliz de mi para ti.
flor que te vas,
Madreperla,
Caléndula,
Duraznillo,
Magnolia.

VII

Sin palabras para ti,
te contemplo en océanos,
al pasar
de tu lado,
sin que te des cuenta.
Vértigo
de mis anhelos
que realidad quisiera,
ser el punto de la macadamia
en los bombones de tus delicias

2 de marzo de 2017

Francisco J Contreras M

A %d blogueros les gusta esto: