Cayena


Cayena

El retratista lanza migas desde acuarelas, imaginando por lo que se desprende, algo hermoso anidado tu cabellera. Hay deleite en el rostro que espontáneo, se muestra entre palmeras, uno se pierde en imaginación, las ventanas de los sentidos poco ayudan en la expresión de las querencias, ¿Será un acaso de lo que fuera de alcance está?. ¿Será tan solo la cayena adornada de un lánguido mirar y de un tierno sonreír?.

Te Miraron

De cómo te escribo,
falta mucho
para expresar mejor
los sentimientos,
desde un saludo,
el más neutro que se tenga,
hasta la ubicua mirada,
evanescente,
de las manos,
de quien te pinta.
Me fui al rincón de los colores,
vi dibujar ensueños
del cómo en la mirada
se te siente,
y quise más,
mis otros sentidos,
deseaban mostrarse
pues al tacto torpe,
se esforzaron,
en decir cómo te perciben,
queriendo revelar,
en letras los colores
del pincelero.

14 de febrero de 2017

Francisco J Contreras M

A %d blogueros les gusta esto: