Cede la hiperinflación se intensifica la depresión económica

Estamos en presencia de una praxis de política económica gubernamental en la cual prevalece como comportamiento informar que se va a hacer algo que muy probablemente oculte el verdadero propósito, para hacer cualquier cosa completamente diferente. Es una retórica muy próxima de lo que debe hacerse para no hacer nada o hacer lo contrario.

El problema sería fácil de tratar, pero debemos añadir que domina del lado de los expertos una idea difusa de que todo las acciones del gobierno carecen de sentido y aun cuando existiera alguna racionalidad -incluso errada- se le contradice mediante una constelación de argumentos lógicamente bien elaborada y sustentada en algún hecho referencial, entre los muchos que bien podrían contradecirla.

La situación es que históricamente la economía de mercado, tarde o temprano, impone sus mecanismos de autorreguladores. Creemos que esto está aconteciendo con la “liberación del mercado de divisas”. Al gobierno no le resta otra opción pues lo contrario le condenaría a sufrir algo de las penurias del común de la gente: quedarse sin recursos en divisas para apenas sobrevivir.

Los hechos lo revelan que desde el 2013 hasta el 2019, el gobierno aceleró la emisión promedio mensual de dinero desde 10% (período del presidente Chávez) a 25 % (actual gobierno), durante los últimos 12 meses sube a 81%, en los últimos 6 meses a 90%. Pero, desde hace tres meses cayó a 70%, a 44% en abril y en -1% en el mes en curso. De igual manera se dejó deslizar la tasa oficial de cambio DICOM hasta emparejar el promedio de las tasas de canje del mercado paralelo. Además, hay que añadir la contención de medios de pagos a nivel de intermediación bancaria.

Los hechos validan lo que predice la teoría: la inflación es una trama monetaria entre la emisión irresponsable de dinero relativa a la existencia de reservas internacionales netas. La emisión de dinero (99,28% de correlación), la liquidez monetaria (99,42%) y el mercado paralelo (99,49%) se mueven casi de manera idéntica, siendo la emisión de dinero la variable control que determina las demás, se valida de manera concluyente la responsabilidad del gobierno como creador y multiplicador de la inflación. Para muestra la inflación ha caído desde hace tres meses de manera continua.

Alerta, si el gobierno mantuviera la contención de la emisión de dinero, la hiperinflación podría desaparecer de manera sorprendente y situarse en un 6,33% en un mes, de manera que las próximas 4 semanas serán decisivas, veremos si el gobierno hace algo jamás visto desde que el populismo venezolano descubrió el mecanismo de demagogia electoral anti frágil más efectivo: la emisión de dinero, estamos en presencia de un momento crucial. Puede acontecer que de la inflación pasemos a la depresión más profunda jamás vista, a menos que ocurra otro milagro más: que el gobierno desmonte la asfixia regulatoria. De ser así todo esto tiene detrás de bastidores la mano invisible de China.

Este análisis puede cambiar en función del comportamiento próximo de la emisión de dinero durante las tres últimas semanas de mayo 2019.

Anuncios


Categorías:Análisis de Entorno, Economía

Etiquetas:, , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: