Dólar paralelo e iracundia venezolana

InFrugEn Venezuela, lo cotidiano es la sorpresa, el sosiego cede su plaza al uso de toda clase de especulación sobre lo que acontece, sin consistencia y pocas veces con evidencia que sirva de respaldo a lo que se afirma. Mediáticamente, el sensacionalismo, la descarga en otro de la responsabilidad de cualquier evento, domina la escena. Tenemos un país sumido en el caos económico: la escasez, la inflación extrema, la inseguridad, los mercados negros y la impunidad son el orden de cada día, sin embargo, más ocupa la mente de la gente cualquier síntoma de esos males, que su contenido como producto de la mala política pública y de la ausencia de independencia, autonomía y legitimidad de los poderes públicos. Es más fácil señalar de manera falsa a supuestos traidores, quienes vendidos al régimen, negocian para su propio beneficio las gestiones y organización de las fuerzas democráticas. Esta semana un suceso mediático ha sido la escalada del dólar paralelo, inmediatamente se destapa cualquier tipo de elucubración, cada una con mayor carga especulativa que la anterior, he podido escuchar que la causa guarda relación con unos supuestos exportadores de arena hacia el Caribe, de un complot financiero de especuladores que tienen acceso privilegiado al aprovisionamiento de divisas que les permite comprar barato y vender bien caro. Son verdades a medias que como la parte visible de un iceberg esconde algo mayor.

Riesgo soberano y precio del petróleo

En el presente, si el precio del petróleo y el riesgo soberano fuesen cruciales en la determinación de la cotización del dólar paralelo, el impacto sería menor que el mostrado esta semana, pues el precio del petróleo ha aumentado levemente en 12 meses, en tanto que el riesgo soberano se ha reducido. A futuro con una expectativa hacia el 2017, de mantenimiento de la oferta petrolera y de estancamiento de la demanda, el panorama luce adverso para el país.

today5

today2

Inflación desacelerada y ajuste de salario mínimo

Si las expectativas se fueran adaptando históricamente, la desaceleración de la inflación, durante los dos últimos meses incidiría, con una menor presión sobre el mercado paralelo del dólar, pero si el comportamiento responde a una racionalidad anticipatoria, al aumentar el costo laboral habrá estrés sobre los mercados financieros para anticipar las incidencias de costos, entonces el paralelo aumenta.

today4

La creación de dinero inorgánico y la aceleración de la velocidad con que el dinero cambia de manos.

Los anuncios del lanzamiento de monedas y billetes de nueva denominación por parte del Banco Central de Venezuela, deja en claro que estamos en presencia de una “reconversión monetaria oculta”, la nueva unidad monetaria sería Bs 1.000. Si las Reservas internacionales son estructuralmente insuficientes y hay una expansión de la liquidez monetaria en el futuro próximo, el reajuste de expectativas conduce al adelanto de las transacciones para compensar la erosión monetaria por inflación, de nuevo una presión adicional sobre el dólar paralelo.

today3 today1

Antifragilidad perversa del sistema cambiario en Venezuela

En el aprovisionamiento de divisas en el país, es un error enfocar el análisis del llamado mercado paralelo a partir de la existencia de actores buenos y malos, eso siempre existirá. Es tarea del Gobierno, establecer los correctivos que permitan, al sistema autorregular sus desajustes, sin la existencia de incentivos perversos, ni la extracción de rentas por parte de grupos de interés que puedan sacar provecho de las regulaciones, de su administración y de la participación en el mercado de divisas. De otra manera, la responsabilidad del Gobierno se hace difusa y bajo el turbión de emociones, la gente descarga su impulsividad en otros, quienes simplemente están en una situación precaria, donde técnicamente, se les hace casi imposible actuar bajo el imperio de la ley y de la virtud. En dos secuencias mostramos los mecanismos de transmisión perversa en el mercado de divisas, el cual es antifrágil para el Gobierno, pues saca provecho del mismo y hace difusa su responsabilidad en los males creados, en tanto, que el país se fragiliza y el costo social recae sobre el resto del país, sin dolientes en gobierno, ni pertenecientes a su cohorte de aliados.

Antifragilidad perversa primaria del sistema cambiario en Venezuela

SecInfCost

Antifragilidad perversa secundaria del sistema cambiario en Venezuela

SecInfCost2



Categorías:Análisis de Entorno, Economía

Etiquetas:, , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: