Se destapó la “Caja de Pandora” de Venezuela: ajustes sin reformas e inflación permanente

La Caja de Pandora de los ajustes sin reformas.

Unas de las medidas recientemente anunciadas por el gobierno lo constituyen la devaluación del tipo de cambio, el aumento del salario básico y el ajuste de la cesta ticket, en esta ocasión vamos a conversar sobre los efectos de dichas medidas en términos de impactos directos e inducidos. Esos ajustes tienen impacto directo sobre los costos de producción de las empresas que serán parcialmente transferidos a sus clientes y a los consumidores finales.

En nuestros escritos anteriores hemos descrito dos secuencias causa-efecto de los ajustes cambiarios que vale la pena recordar: la llamada de “absorción” y la denominada de “precios relativos”. Vamos a desarrollar un tercer argumento sobre las medidas de ajuste del gobierno venezolano, es el de los efectos de impactos directos e inducidos.

Secuencias de absorción.

La figura I, nos muestra como en ausencia de “arreglos” compensatorios e institucionales (Plan de Reformas Económicas e Institucionales), los ajustes cambiarios mejoran los ingresos del Gobierno porque por cada dólar de exportación obtienen más bolívares que antes de la devaluación, se supone que los productos exportables luego de la devaluación se hacen más baratos y aumentan las ventas al extranjero mejorando las reservas internacionales, como también al encarecerse las importaciones se compran menos productos al extranjero y se ahorran divisas, el problema radica en que si la inflación se mantiene la ventaja se pierde y de nuevo serán necesarios más ajustes, cuya secuencia puede repetirse muchas veces si no se realizan los “arreglos” señalados a nivel de Plan de Reformas Económicas e Institucionales. Esto ha sido una constante en la historia de las medidas de ajuste económico en Venezuela.

AbsorcDev

Figura I: Secuencias vía absorción

Secuencias de precios relativos.

La figura II, nos permite conocer como la devaluación afecta el componente importado de los bienes exportables y como la rigidez de las importaciones (porque es imposible producir en el país en el mediano plazo muchos bienes y servicios), de nuevo no resuelve el problema, si no se controla el proceso inflacionario, se simplifica y optimiza el marco regulatorio. De no hacer las correcciones a nivel de incentivos perversos el proceso de deterioro de la economía continuará.

precrel

Figura II: Secuencias vía precios relativos

Secuencias de impactos directos e inducidos.

Pero más allá de lo que piensan muchos esos efectos no terminan allí, el problema es que esos impactos directos dan lugar a otros inducidos, ya que en su conjunto muchas empresas tienen relaciones cliente – proveedor con otras, en la cadena de producción de bienes y servicios de consumo final, en este caso el impacto no se agota en una sola vez y en un solo momento, por ejemplo, una empresa “ A” puede venderle a otra empresa “B” aceite al mismo tiempo que le compra a la empresa “B” los corrugados para el embalaje del aceite, entonces no solo deben corregir sus costos por el impacto inicial sino también por el impacto inducido cruzado.

Los efectos inducidos no se agotan de una sola vez, tienen una duración que se extiende en el tiempo por lo cual los efectos de las medidas de ajuste tienden a ser subestimados. En la medida que el impacto de ajuste de precios se suma a los de la inflación corriente, se presenta un efecto circular acumulativo de sucesivos ajustes que a la larga necesitan nuevas devaluaciones, que motivan nuevos impactos sobre los costos y correcciones de precios.

La secuencia se explica en la Figura III.

Ajustecambind

Figura III: Secuencias de impactos directos e inducidos

Concluimos y reiteramos nuestras conclusiones de otros trabajos:

El Gobierno debe formular políticas económicas para:

  • Crear incentivos para mejorar la productividad del sector manufacturero.
  • Asegurar la infraestructura física y de servicios para crear competitividad y facilitar las exportaciones.
  • Simplificar y optimizar el marco regulatorio para que existan condiciones favorables a la producción de bienes exportables.
  • Estimular la transferencia de recursos de inversión desde sectores menos productivos con elevado componente importado hacia sectores mas productivos con capacidad de generar sus propios medios de pago del componente importado.
  • Fomentar la confianza necesaria para captar ahorro externo en forma de inversiones extranjeras.
  • Asegurar la independencia, autonomía y legitimidad de los poderes públicos de manera que no ocurran desvíos de recursos productivos por existencia de asimetrías de información e incentivos perversos.

Venezuela ha sido un país que durante estos últimos diecisiete años no se preocupó por asegurar la autonomía e independencia del sector tradicional el petrolero, todo lo contrario aumentó de manera absoluta su vulnerabilidad fabril. El país está obligado a generar generar reservas internacionales para suplir los insumos de su sector productivo y para satisfacer las necesidades de la gente en materia alimentaria y sanitaria, tiene que exportar con base al sector no tradicional, no tiene opción.


Enlace con podcast sobre el tema:

Se destapó la Caja de Pandora de Venezuela: ajustes sin reformas e inflación permanente



Categorías:Análisis de Entorno, Economía

Etiquetas:, , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: