El FMI nos ubica en el fondo

EL FONDO MONETARIO INTERNACIONAL NOS UBICA EN EL FONDO

Una importante noticia económica es la aparecida en el documento del Fondo Monetario Internacional “Perspectivas Económicas: Las Américas lidiando con la crisis” (http://www.imf.org/external/spanish/pubs/ft/reo/2008/whd/wreo1008s.pdf) predice un 35% de inflación para este año en Venezuela. También se señala en el mismo documento que el estado inflacionario de Venezuela se sostendrá para el 2010 para situarse en 43,5%. Más allá de las cifras que muestran a Venezuela como el país de peor resultado en América Latina, lo que más impacta es que para el 2010 se espera la recuperación de la economía mundial y aún así la expectativa de crecimiento es negativa en -0,5%, si es así se refuerza nuestra hipótesis manejada en los anteriores reportes: la situación de Venezuela no se debe exclusivamente a la situación de crisis que vive el mundo, el impacto ha sido menor que el esperado por los expertos pero se mantendrá más allá de la recesión mundial. En el mismo informe se indica que los países con desempeño más deficiente son Ecuador, Argentina y Venezuela.

Más allá de la casi unanimidad de los expertos en sentenciar una inflación sobre el 33 % para este año sigo pensando que los hechos: retrasos en la ejecución de pagos por parte del Gobierno, disminución del gasto público, contención de las importaciones, uso de las reservas internacionales netas, endeudamiento e intensificación de los mecanismos de recaudación fiscales y parafiscales (ejemplo la LOCTI), nos llevan a concluir que no se debe descartar que el predominio de prácticas de política pública (implícita) de contención severa de la demanda agregada haga prevalecer un horizonte recesivo sobre el inflacionario. En todo caso la propagación de la inflación viene de la oferta, por tres vías: la escasez, las incidencias de ajustes laborales y el impacto de costos por componente importado (debido a la desviación desde Cadivi hacia otros mercados).

Sin disponer de evidencia empírica (datos estadísticos), en el mercado inmobiliario se empieza a observar señales recesivas, en un sector tan dinámico en la región carabobeña, ya se están culminando obras y es posible encontrar apartamentos  sin compradores, evento impensable hace poco. Hay que recordar que el déficit habitacional en Venezuela de 1.850.000 viviendas, es decir hay necesidad, por otra parte, que la inversión inmobiliaria y la adquisición de vehículos son formas convencionales que el venezolano práctica para protegerse de la descapitalización, lo que significa que a la necesidad hay que agregarle un adicional con motivo inversión, ambos en este momento no se traducen en compras (aunque exista el deseo), una clara señal recesiva.

Bueno estimados lectores esperemos que la divina providencia como siempre ayude a este país, pues si no a “ponerse las alpargatas que lo que viene es joropo”

Enlace para descargar el artículo: En el fondo

Francisco J Contreras M

http://franciscojcontrerasm.blogspot.com

https://franciscojcontrerasm.wordpress.com



Categorías:Análisis de Entorno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: